Actualidad|22 de octubre de 2021

Afganistán: los talibanes decapitaron a una jugadora de vóley

Los talibanes causaron nuevamente terror en Afganistán al asesinar a Mahjabin Hakimi, jugadora de vóley de la selección juvenil local.

Por redacción

Una jugadora de la selección de vóley juvenil de Kabul fue decapitada a principio de mes por los talibanes, sumándose al amplio número de crímenes cometidos contra las mujeres desde la llegada al poder del grupo. Si bien la familia no realizó denuncias sobre el hecho por miedo a represalias, el suceso fue confirmado por la entrenadora del equipo a medios locales.

 

La mujer, quien utilizó el seudónimo de Suraya Afzali, afirmó que desconoce el contexto en el cual se produjo el crimen, señalando que solo la familia tiene conocimiento de los detalles.

 

El citado medio relató que “nadie más que la familia de Mahjabin sabía la hora y la forma exacta” de lo sucedido. Sin embargo, la entrenadora aclaró que “probablemente” el crimen ocurrió a principios de octubre y la familia había sido “amenazada” de no hablar al respecto. “Todas las jugadoras del equipo de voleibol y el resto de las mujeres atletas están en una mala situación, desesperadas y asustadas. Todas se han visto obligadas a huir y vivir en lugares desconocidos”, sostuvo Afzali.

 

De acuerdo con la información provista por la entrenadora, solamente dos atletas del equipo juvenil lograron huir del país, mientras que el resto del plantel debió esconderse por miedo a ser capturadas. Esto se debe a que, desde su regreso al poder, los talibanes prohibieron diversas actividades, entre ellas las deportivas y musicales.

 

En este contexto, estos terribles episodios no resultan ninguna novedad. Recientemente unas 30 atletas de la selección de vóley relataron haber sufrido ataques y torturas por parte de las autoridades. Por esta razón, varias solicitaron ayuda a la comunidad internacional para escapar de Afganistán.

 

 

Reacción de la comunidad internacional

Una vez dado a conocer este terrible suceso, la comunidad internacional repudió la medida y abuso d epoder de las autoridades talibanes. En este sentido, el grupo terminó ignorando completamente lo que rpometió inicialmente sobre una postura distinta del rol de la mujer que la que tuvieron entre 1997 y 2002.

 

Un ejemplo del completo rechazo de la decapitación de la deportista fue el comunicado emitido por la Federación de Vóley Italiana.

 

“Su culpa: practicar el deporte que amaba, el voleibol. Mahjabin, como muchas otras chicas en Italia y en todo el mundo, cultivó su pasión por el voleibol en el Club de Voleibol del Municipio de Kabul, pero en comparación con otras compañeras, no había logrado salir de Afganistán en los últimos meses. Parece imposible que en 2021 alguien sea asesinado solo porque juega al voleibol, o aún peor, porque persigue sus sueños”, escribieron en su cuenta oficial de Facebook. Y luego, añadió: “Mahjabin, donde estés, nos gustaría imaginarte con un balón en las manos libre de poder jugar al voleibol”.

 

Por otra parte, los dirigentes italianos ordenaron que “en todas las competiciones de los Campeonatos Nacionales de todos los órdenes y grados y en las de las Series Regionales, el sábado 23 y domingo 24 de octubre se guarde un minuto de silencio en memoria de la joven jugadora de vóley afgana Mahjabin Hakimi”.

 

De esta manera, una vez más el régimen talibán deja a la luz sus abusos de poder y su conducta violenta, que poco tienen que ver con la religión islámica. Es importante resaltar que es esta interpretación extremista de los textos del Corán lo que genera estos comportamientos irracionales y sanguinarios, los cuales terminan avasallando con los derechos de los afganos.  

 

VC