Actualidad|18 de noviembre de 2021

Chile: dudas a menos de una semana de las elecciones presidenciales

El 21 de noviembre será un día clave ya que se elegirá en Chile al sucesor de Sebastián Piñera en medio de un clima política sumamente tenso.

Por Victoria Contreras

Política Hoy

Sin lugar a duda las elecciones presidenciales en Chile la próxima semana serán las más inciertas de la última década. En este sentido, la multiplicidad de candidatos, desde la izquierda hasta la ultraderecha, sumado a la crisis económica y social del país, plantean un complejo escenario en el cual se llevaron adelante los comicios.

 

Este 21 de noviembre, en el que se elegirá en primera vuelta al nuevo presidente, será central para el futuro del país. Principalmente teniendo en cuenta que, a pesar de ser la quinta vez que los chilenos fueron convocados a las urnas, el ascenso de la ultraderecha, la redacción de una nueva Constitución, la importante inflación y la fuerte crisis social ponen presentan enormes desafíos al sucesor del Sebastián Piñera.

Aparte del plebiscito por una nueva Carta Magna, unas elecciones Constituyentes una votación municipal y los primeros comicios regionales de su historia, ahora se deberá elegir en primera vuelta no solo al presidente del país, sino también a legisladores. En esta línea, el Parlamento se renovará con la elección de todos los diputados (155) para un período de 4 años y la votación de 27 de los 43 senadores para un período de 8 años. Asimismo, serán electos 302 consejeros regionales.

 

 

Quiénes son los candidatos

Lo que para algunos es la expresión de la representación de la pluralidad ideológica del país, para muchos analistas el gran número de candidatos presidenciales en Chile es un claro reflejo de la preocupante polarización y fragmentación que atraviesa la sociedad. Si bien esto es resultado de un largo proceso, el estallido de protestas en 2019 puso en manifiesto la problemática en el país.

 

En cuanto a los candidatos, tenemos a Gabriel Boric por la alianza izquierdista “Apruebo Dignidad”. A pesar de parecer un nombre nuevo en la política particularmente es reconocido por encabezar una de las marchas educativas más importantes de la historia chilena. En esta oportunidad, con una agenda progresista pretende transformar al país en un Estado de Bienestar, en donde la educación y la salud sea pública.

 

Por otro lado, en el extremo opuesto del espectro ideológico se encuentra el candidato de ultraderecha José Antonio Kast, del Partido Republicano. De acuerdo con su postura, Chile necesita achicar el Estado, hacer más eficiente el gasto público y reducir impuestos. Además, tal como lo sostuvo en algunas encuestas, en el caso de llegar al gobierno, Kast aspira a privatizar las empresas estatales, ya que le posibilitará un mayor presupuesto para las fuerzas de seguridad.

 

En relación con los candidatos más moderados, se destacan Yasna Provoste, de Democracia Cristiana, y Sebastián Sichel, de Chile Vamos. Si bien se plantean como la mejor opción la tercera vía, ambos pertenecen a partidos tradicionales. Por esta razón, los sondeos los ubican como las cerca de las últimas opciones, ya que representan aquello que la sociedad chilena busca dejar atrás.

 

Luego, se encuentra Franco Parisi, quien llevó adelante una campaña controversial. Esto se debe a que es el primer candidato presidenciable chileno que no está en el país y lleva adelante una campaña virtual desde Estados Unidos. No obstante, las encuestas le adjudican 8% de intención de votos.

 

Por última, a la lista la completan Marco Enríquez Ominami, del Partido Progresista, y Eduardo Artes, de la Unión Patriótica, candidato de la izquierda radical. Según los sondeos, ambos políticos ocupan los últimos lugares de todas las encuestas.

 

 

Panorama político

De esta manera, tomando en cuenta el contexto chileno, tiene sentido que sean 7 los candidatos, brindando opciones para todas las preferencias ideológicas, desde la izquierda hasta la ultraderecha. Ahora, el problema está en la incertidumbre respecto al escenario político del país, como consecuencia de la creciente polarización.

 

A pesar de que los resultados de las encuestas en los otros años distaron enormemente de la realidad, actualmente casi todas ellas señalan que ninguno de los siete candidatos ganaría en primera vuelta. No obstante, aunque se encuentran en los dos extremos ideológicos, tanto Boric como Kast son los preferidos.

 

Resulta interesante el caso del último, ya que las primeras encuestas planteaban como posible ganador a Boric y Sichel. Sin embargo, en el último mes y medio, el impresionante ascenso de la imagen del candidato no solo lo ubicó entre los más populares, sino que lo llevó a encabezar los sondeos.

 

Esta es una de las razones por la cual se plantea que reina la incertidumbre respecto al futuro político de Chile. En este contexto, lo más probable que no haya un ganador en la primera vuelta de este domingo, ya que resulta difícil creer que alguno de los candidatos obtenga el 50% de los votos necesarios. En consecuencia, en caso de suceder esto, recién en la segunda vuelta del domingo 19 de diciembre se definirá cómo quedará conformado el nuevo arco político del país.

 

 

VC