Actualidad|13 de enero de 2022

El BCRA anunció un nuevo cepo a la importación de autos de lujo

La medida impacta sobre el mínimo imponible en la utilización del dólar oficial, pero exime al Estado, el cual podrá seguir importando autos sin restricciones. 

Por redacción

El Banco Central anuncio en el arranque de este año un nuevo cepo a la importación de autos que golpea al rubro automotor. Según el comunicado oficial, el organismo rector del sistema financiero redujo la base imponible de los vehículos que se pueden traer al país accediendo al "dólar oficial".

 

El año pasado, este tope era de 35 mil dólares, pero para este 2022 el Banco Central lo redujo a 25 mil dólares. De esta manera, todos los autos que cuesten mas de este monto de Valor FOB (precio en puerto de origen, antes de impuestos y fletes) necesitaran financiación externa además de realizar la compra al exterior con el dólar no-oficial.

 

Por otra parte, la entidad financiera aclaro algunas excepciones al tope recientemente anunciado. Los organismos y entidades estatales tendrán el privilegio de seguir accediendo al dólar oficial para importar autos de lujo. La medida adoptada se refiere solo a los autos de pasajeros, por lo que no se incluye a aquellos de fuerzas de seguridad ni móviles sanitarios.

 

¿Quiénes quedan exentos de la nueva medida?

 

"Esta nueva excepción beneficiará de manera exclusiva a los autos de flota para transportar a funcionarios de las siguientes áreas: "I) el sector público, II) todas las organizaciones empresariales, cualquiera sea su forma societaria, en donde el Estado Nacional tenga participación mayoritaria en el capital o en la formación de las decisiones societarias, III) los fideicomisos constituidos con aportes del sector público nacional, IV) las entidades financieras por importaciones propias de servicios que realice la misma entidad, o V) las entidades para la cancelación de cartas de crédito o letras avaladas emitidas u otorgadas hasta el 6.1.22 inclusive.", explica el comunicado.
 
Así, los funcionarios de las áreas mencionadas del Estado reciben un privilegio sin precedentes, podrán utilizar los dólares de las reservas para importar autos de lujo para uso oficial.

Por último, cabe mencionar que las unidades una vez “nacionalizadas” y puestas a la venta como vehículos de “segunda mano” podrían quedar disponibles para el resto de la población.