Coloquio IDEA|14 de octubre de 2021

El Papa Francisco se desmarcó de Grabois: "no se puede vivir de subsidios"

El Sumo Pontífice habló en el Coloquio de IDEA, habló de sus dichos "anticapitalistas" y de que los subsidios "solo pueden ser una ayuda provisoria".

Por redacción

El papa Francisco participó en el Coloquio de IDEA y pidió hoy "brindar fuentes de trabajo diversificadas", tras asegurar que "los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria". Además, calificó como "indispensable" el diálogo entre empresarios y trabajadores.

 

"Varias veces me he referido a la noble vocación del empresario que busca con creatividad producir riqueza y diversificar la producción, haciendo posible al mismo tiempo la generación de puestos de trabajo", planteó el pontífice en su mensaje.

 

 

El valor del trabajo, según el Papa

"El trabajo, más allá de los cansancios y dificultades, es el camino de maduración, de realización de la persona, que da alas a los mejores sueños", agregó en su intervención. De todos modos, el Papa aseguró que "siendo esto así, queda claro que los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria". Una demanda disonante dentro de la discusión de asistencia social, ya que Juan Grabois, dirigente social del Movimiento de Trabajadores Excluidos, había pedido un salario universal.

 

"No se puede vivir de subsidios, porque el gran objetivo es brindar fuentes de trabajo diversificadas, que permitan a todos construir el futuro con el esfuerzo y el ingenio", convocó. 

 

En su discurso, Francisco deseó que el encuentro "sea un momento de verdadero intercambio que pueda recoger el aporte innovador de los empresarios y el de los trabajadores que luchan por su dignidad y por sus familias"

 

 

La dignidad y sus "dichos anticapitalistas"

Luego de saludar "el espacio de diálogo" propuesto por "la Fundación Idea y la Unión de trabajadores de la Economía Popular", el Papa argentino destacó el valor del trabajo para la "dignidad": "El que no tiene trabajo, siente que le falta algo, le falta esa dignidad que da propiamente el trabajo, que unge de dignidad".

 

Francisco fue criticado en diversas ocasiones por dichos considerados "anticapitalistas", al manifestar que la propiedad privada "es un derecho secundario" en relación "al destino universal de los bienes". Sobre eso, afirmó que "algunos me han hecho decir cosas que yo no sostengo: que propongo una vida sin esfuerzo, o que desprecio la cultura del trabajo", y aclaró que es descendiente de piamonteses que se esforzaron para construir un futuro para sus familias. 
 

 

 

ET con información de Télam