Actualidad|24 de noviembre de 2021

Fin de la era Merkel: Scholz será el nuevo canciller alemán

Los socialdemócratas (SPD), los Verdes y los liberales (FDP) acordaron una coalición para el nuevo gobierno alemán liderado por Olaf Scholz.

Por Victoria Contreras

Política Hoy

El día de hoy se dio a conocer que Alemania tendrá nuevo Gobierno antes de fin año conformado por una coalición tripartita. En este sentido, los socialdemócratas (SPD), los Verdes y los liberales (FDP) anunciaron que la misma estará liderada por Olaf Scholz, quien será el nuevo canciller alemán. Por lo tanto, el comunicado marcó el fin de la era Merkel tras 16 años en el poder.

 

Sin lugar a duda el pasado mes fue uno muy complejo y de constantes negociaciones, principalmente por lo que significó estos nuevos resultados para el arco político alemán. Esto no solo se debió a la derrota de la Unión Demócrata (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU) por primera vez desde 2005, sino también a la novedad de que el nuevo gobierno esté formado por tres partidos, lo cual marca una diferencia con las anteriores administraciones integradas normalmente por dos. En otras palabras, estos resultados significaron un gran revés para el bipartidismo histórico del país.

 

Asimismo, la otra sorpresa fue el rol importante que tuvieron los liberales y los Verdes, partidos que en anteriores elecciones ocuparon un lugar marginal. De esta manera, ambos fueron claves para determinar quién ocupará el lugar de Angela Merkel y, en consecuencia, cuál será el nuevo rumbo de Alemania. Además, un punto crucial es que esto permitió que, a pesar de algunos escépticos y posturas más pesimistas respecto al futuro de la potencia europea, el país no atraviese un prolongado período de inmovilidad, siendo este uno de los mayores temores de la Unión Europea.

 

 

Nuevo gobierno alemán

En medio de la crisis sanitaria que atraviesa gran parte de Europa, siendo Alemania también uno de los mayores afectados, los tres partidos dieron a conocer de manera oficial su cooperación para la conformación de la nueva administración. En esta línea, mientras los socialdemócratas se quedaron con el cargo de canciller, como era de esperarse, los otros partidos fueron capaces de alcanzar un acuerdo en sintonía con sus intereses.

 

Si bien no se terminó de confirmar la división del gabinete, inicialmente el acuerdo plantea 5 ministerios para Los Verdes, 4 carteras para el FDP y el resto quedaría para el SPD, incluida la cancillería. Se debe destacar que la disputa se encontraba principalmente por dos ministerios: Finanzas y Asuntos Exteriores. En el caso de los liberales, desde un comienzo centraron su atención en encabezar el primero a la hora de negociar con el SPD. Esto resultó en que Christian Lindner sea el nuevo ministro de Finanzas, reemplazando a Olaf Scholz, nuevo canciller. En esta línea, esta designación será clave tanto para Alemania como para Europa, ya que el ministro es un ferviente defensor de la disciplina presupuestaria. Esto abriría una vez más el debate respecto al rol de Alemania como país que “rescata” la economía de otros miembros de la Unión Europea con políticas fiscales irresponsables.  

 

Por su parte, el mayor logro de Los Verdes fue hacerse del ministerio de Relaciones Exteriores. El rumor de que Annalena Baerbock ocuparía este cargo estuvo muy presente en los medios en el último tiempo y ahora parece que se convertiría en realidad.

 

Respecto a la división del resto de los gabinetes, el pacto publicado definió cuáles serían los tópicos de los que serían responsables cada partido. “Los Verdes liderarán los siguientes ministerios: Asuntos Exteriores y Economía y Protección del Clima, así como Asuntos Familiares, Medio Ambiente y Agricultura”, sostiene el pacto. Mientras que “El FDP dirigirá las cuestiones de finanzas, justicia, transporte y digitales, así como la educación y la investigación”.

 

Asimismo, se destaca también la creación de dos ministerios completamente nuevos. Por un lado, SPD tendrá su propia cartera de construcción y vivienda, tareas que anteriormente correspondían al Ministerio del Interior y, por otro lado, Los Verdes obtienen un superministerio. Esto último se debe a la combinación del anterior ministerio de economía con la tarea de protección climática.

 

De esta manera, pese a las diferencias iniciales entre los partidos, el acuerdo alcanzado coloca en el gobierno alemán a una particular coalición. Por lo tanto, solo resta esperar cómo se desenvolverá la nueva administración de cara a los enormes desafíos que enfrenta el país, al igual que los grandes compromisos asumidos en el último tiempo, sobre todo en materia ambiental.

 

 

VC