Gremiales|12 de enero de 2023

Kicillof perdió la pulseada con el Moyanismo

Las presiones sindicales obligaron al gobernador a ceder y habilitar una mesa de negociación. 

Por redacción

El Axel Kicillof tuvo que dar marcha atrás con la medida por la que pretendía retirar la personería jurídica al Sindicato de Peajes (SUTPA), referenciado con Facundo Moyano.

 

El gremialista y el gobernador arrastraban un conflicto desde hace semanas, pero la situación alcanzó su punto más alto el pasado viernes, cuando la empresa estatal Autopistas de Buenos Aires S.A. (AUBASA), pidió retirar la personería jurídica al sindicato del hijo de Hugo Moyano.

 

Las exigencias de SUTPA van  desde un plan de reconversión de los empleados, hasta la renuncia del presidente de AUBASA, Ricardo Lissalde, de estrecho vínculo con Kicillof.

 

El hijo del histórico camionero achacó a la administración del FDT problemas de coordinación y chicaneó al gobernador bonaerense asegurando que “se lo ha tomado como una pulseada personal”.

 

El conflicto dañó la relación del gobierno con el sector sindical, ya que SUTPA recibió el apoyo de la Confederación General del Trabajo (CGT), la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), la Unión de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT) y las 62 Organizaciones, quienes rechazaron en duros términos el requerimiento de la estatal AUBASA.