Actualidad|14 de enero de 2022

Morgan Stanley: sin acuerdo con el FMI, las acciones se derrumbarían más que en las PASO 2019

El banco de inversión considera que el arreglo se podría demorar hasta el segundo trimestre del 2022, pero que mas allá de ese plazo podría poner en aprietos a la economía argentina.

Por DolarHoy.com

DolarHoy.com | Noticias financieras

El reconocido banco de inversiones, Morgan Stanley, publicó un documento donde plantea un escenario muy complicado para el caso de que  Argentina decidiera no arreglar con el FMI y caer default con el organismo.

 

Según un extenso informe publicado en el día de ayer, el impacto de esta decisión sería gigantesco, sobre los activos locales y llegaría a tal punto que ven un deterioro peor al de las PASO 2019. En aquel evento, luego de la victoria de Alberto Fernández, la noticia provocó una caída récord en las acciones locales de más del 50% en dólares en un solo día.

 

El banco cree que si el Gobierno decidiera caer en default con el Fondo, las acciones podrían sufrir una caída adicional del 70% en dólares y los bonos también sufrirían duras caídas, pasando de los actuales niveles en torno a USD 35 a valores más cercanos a los USD 20.

 

Qué plantea el informe

Morgan Stanley dedicó un informe de 25 páginas para analizar dónde está parada la Argentina y los escenarios posibles para 2022. En el mismo, plantea que aumentaron las chances de un alargamiento de plazos para el acuerdo con el FMI luego de escuchar la última presentación de Martín Guzmán.

 

Según la publicación, el 22 de marzo es la fecha límite para arreglar con el Fondo sin caer en un incumplimiento, ya que ese día vencen USD 2.800 millones y no hay reservas disponibles para afrontarlo.

 

Sin embargo, el informe indicó que esta situación no podría prolongarse demasiado. Por eso, plantea un “escenario base” algo más benigno, en el que las acciones podrían mejorar un 50%. “Las acciones podrían empezar a beneficiarse del ajuste macro gradual”, indican.

 

El tercer escenario planteado es el más optimista, pero al que le asignan una menor probabilidad. En este caso, las acciones podrían subir nada menos que un 230%, más parecido a lo que sucedió a partir de fines de 2013, cuando la derrota legislativa del kirchnerismo derivó en la victoria de Macri dos años después. En este caso, se plantea una normalización tarifaria y fuerte recuperación de la actividad que beneficiaría especialmente al sector financiero.

 

Por otro lado, el trabajo también hace foco en la escasez de dólares. Según Morgan Stanley, el Central ya tendría reservas líquidas negativas por USD 700 millones, pero la situación tenderá a agravarse en los próximos meses.

 

Puntualmente el foco está puesto en los próximos vencimientos con el FMI. “El pago de enero se hará con los Derechos Especiales de Giro que el Gobierno recibió en septiembre del año pasado. Pero en febrero ya no quedan más DEG, por lo que el Central deberá definir si usa parte de las reservas que le quedan para cumplir con esa cancelación de USD 380 millones”.

 

En línea con los cálculos de consultas y economistas locales, Morgan Stanley también estimó que la inflación llegará a 57% en 2022, es decir un escalón por encima de la registrada en 2021.

 

Cómo recomiendan que actúen los inversores

El banco no recomienda entrar en activos argentinos y asegura que “no hay motivos para apurarse”, considerando la fuerte incertidumbre. El “catalizador” de un aumento más sostenido en los activos locales recién llegaría en 2023, si realmente se percibe un nuevo cambio de ciclo político.

 

En cambio, sí considera que hay buenas oportunidades en el mercado de bonos, aún teniendo en cuenta que existe una chance importante de renegociación en el futuro por la falta de acceso a los mercados. El bono preferido de Morgan Stanley para 2022 es el 2041, por encima de otros títulos surgidos del canje como el 2038 y el 2046.