Agenda|21 de junio de 2022

Movimientos sociales le bajaron el dedo a Cristina

Luego de la participación de la vicepresidente en el acto de la CTA, los movimientos sociales le respondieron y consideraron que "se pasó de rosca"

Por

Nabila Michitte

Política Hoy

El discurso de Cristina Kirchner durante el acto de CTA el día de ayer en el partido de Avellaneda, sorprendió a varios dirigentes sociales que salieron a defenderse y contestar las declaraciones de la vicepresidente en torno a la distribución y manejo de los planes sociales. 

 

Entre ellos, Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie y subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Nación fue el primero en contrarrestar y sostuvo "me parece que se pasó un poco de rosca, ¿no? Hay que bajar un poco las diferenciaciones internas y fortalecer los puntos de unidad. El tono en que lo planteó fue ofensivo y estigmatízante"

 

Los movimientos sociales no están conformes con los manejos del gobierno nacional con los planes, las asignaciones y las prestaciones para los que más necesitan. Hasta ahora se realizaron más de 3.850 piquetes en lo que va del 2022 y los cortes pueden superar el récord en todo el país. En medio de esta discusión, Cristina Kirchner apuntó contra los movimientos sociales y pidió que el Estado retome nuevamente el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales que no pueden seguir tercierizadas. 

 

"Yo quiero ser absolutamente sincera: hoy tenemos 7% de desocupación, estamos solamente a 1,1 de alcanzar el 5,9% que teníamos allá por el 2015, pero tenemos 1.300.000 planes. Hay algo que va a haber que revisar porque con esa desocupación deberíamos tener menos planes sociales", afirmó CFK. 

 

Además, recordó que en el año 2003, durante el mandato de Néstor Kirchner, había alrededor de 2.200.000 planes Jefes y Jefas de Hogar y 22% de desocupación. "Cuando terminó la gestión, en el Ministerio de Desarrollo Social quedaban algo así como el 10% de aquellos planes" arremetió. 

 

No solo Barrios de Pie se puso en contra, sino que otros dirigentes como Juan Carlos Alderete, D´Elía y Belliboni se pusieron en contra. Aderete, diputado nacional por el Frente de Todos y dirigente de la Corriente Clasista y Combativa, tildó como "una pena" las descalificaciones que hizo la vicepresidente sobre el trabajo que hacen las organizaciones. "A mi siempre que hay este tipo de expresiones me da una pena tremenda"

 

Por otro lado, el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Bellibon susurró que Cristina se sumó a la nueva campaña antipiquetera y en esta línea expresó por Twitter que "a 20 años del asesinato de Maxi y Darío, Cristina Kirchner, muy cerca de donde cayeron, por responsabilidad política de varios funcionarios de su Gobierno, se sumó a la campaña antipiquetera, mientras pacta con los punteros repodridos de los intendentes". No obstante, en medio de las declaraciones, el Polo Obrero planea un nuevo acampe de más de tres días en estas semanas, teniendo en cuenta que la semana pasada solo realizaron movilizaciones y cortes de calle.

 

El que más duro se mostró contra la ex presidente fue Luis D´Elía, quién calificó lo sucedido como una "nueva guerra" del gobierno contra los movimientos sociales. Se expresó en contra de todo el discurso en CTA, que además estuvo acompañado de declaraciones y "aplausos" de Hugo Yasky. 

 

Al parecer, los enfrentamientos entre el oficialismo y los piqueteros siguen vigentes y sin solución a corto plazo ya que se esperan piquetes y cortes en esta semana y en la siguiente, llevada adelante por la Unidad Piquetera  para pedir más planes y aumento de salarios.