Agenda|25 de abril de 2022

Schiaretti ya definió los candidatos para la provincia y su capital en 2023

Desde 1999, los gobiernos de Córdoba fueron repartidos entre Schiaretti y De La Sota, que se fueron sucediendo entre sí. Sin embargo, con el fallecimiento de este último y la imposibilidad de una segunda reelección del gobernador, la provincia se ve obligada a elegir un nuevo gobernador.

Por Lucas Mammana

El año que viene será el fin de una era en Córdoba, que, luego de veintidós años de gobiernos alternados entre Schiaretti y De La Sota, la provincia tendrá un nuevo nombre al frente del ejecutivo. En vistas de esto, el PJ, que busca extender su dominio en el distrito, ya estarían definidos los elegidos para disputar las elecciones, tanto en la Provincia como en su capital.

 

Si bien la imagen positiva de Luis Juez parece ser lo suficientemente alta como para pelear la gobernación en 2023, y de las buenas relaciones de Schiaretti con el PRO, el gobernador tiene decidido asegurar la continuidad de Hacemos por Córdoba en el gobierno provincial. En este sentido, Martín Llaryora parecería ser el “sucesor” de Schiaretti que competiría con la oposición provincial en las próximas elecciones. El intendente de la capital provincial, la segunda ciudad más grande del país, demostró sus habilidades como “gestor” y tiene el visto bueno tanto del partido y del gobernador para encabezar la boleta oficialista. Sin embargo, aunque la imagen positiva de Llaryora es muy alta, no será fácil vencer al candidato del PRO, quien es su principal competidor ya que Córdoba es un importante bastión antikirchnerista.  Por lo tanto, el plan del PJ consistiría en despegar las elecciones provinciales de las nacionales, para separar a Juez de las figuras nacionales, y al mismo tiempo mostrar a Schiaretti acompañando a su candidato durante la campaña.

 

En cuanto a Córdoba capital, se desplegó una danza de nombres que involucraban a diferentes miembros del gabinete provincial, así como también al actual viceintendente, pero ninguno habría convencido al gobernador. Fue la senadora Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti, la que habría ganado la disputa interna para competir con el candidato radical, Rodrigo de Loredo, por la intendencia de la ciudad. Al igual que en el nivel provincial, el partido de Schiaretti buscaría que las elecciones municipales sean por separado a las nacionales, e irían pegadas a las de gobernador, con el objetivo de asegurar su victoria en 2023.

 

Es tiempo de cambios en la provincia y el gobernador ya tiene en mente quienes van a ser los candidatos que buscarán extender el dominio de Hacemos por Córdoba frente al avance de Juntos por el Cambio.