Actualidad|24 de noviembre de 2021

Sindicato de Comercio: nuevo escándalo con hombres de Muerza

Elecciones de delegados viciadas y tensión de cara a una interna explosiva dentro del sindicato más numeroso del país.

Por Edmundo Tusam

El sindicato más numeroso del país vive épocas de fuerte intensidad incluso faltando un año para las elecciones de sus autoridades. En Comercio se debate por dos alternativas: continuidad o cambio. Y es que su líder desde hace más de tres décadas, Armando Cavalieri, ya se anota para ser la primera vez desde que asumió en no participar en una elección a secretario general.

 

A grandes rasgos, dos factores condicionan su retirada: su edad, de ya casi noventa años, y la necesidad de instalar a alguien que se fogonee bajo su ala de cara a lo que serán los próximos años. Todos dan por descontado que quien sería su sucesor, en caso de ganar en las elecciones de 2022, sería Carlos Pérez, a cargo de la obra social del Sindicato de Comercio, OSECAC.

 

Su principal contendiente es el mercantil Ramón Muerza, quien está "bancado" por el jerarca de Camioneros Hugo Moyano con el fin de sumar congresales afines y debilitar a "los Gordos" de la CGT (conformados por Cavalieri y Héctor Daer de Sanidad) para imponer cierta renovación dentro de la central obrera.

 

 

Nuevo escándalo

Según relevó el portal La Pelota Sindical, el personal de la secretaría de organización de la Secretaría de Comercio en CABA, que se encuentra a cargo de Luis Sainz, secuestró una urna en el medio de una elección de delegados en la Jumbo 961.

 

La maniobra indicaría una forma de impedirle a los trabajadores del establecimiento para que no puedan contar con los votos para elegir al representante aliado a Armando Cavalieri y Carlos Pérez, ambos referentes de la lista que tiene más chances de imponerse en las elecciones del año que viene y que dirige desde hace décadas el sindicato más numeroso del país.

 

 

La trastienda

La interna por ver quién dirige Comercio tiene interesado a grandes actores de la política. Los Moyano, familia histórica del sindicalismo, es uno de los ejemplos de las alianzas que se tejieron en pos de conseguir un mayor poder. Este pacto tomó mayor notoriedad pública cuando estos intercedieron y tomaron protagonismo en el conflicto por la falta de pago de salarios desde hace tres meses en Garbarino, con un explícito respaldo a la facción disidente del gremio de mercantiles.

 

La ayuda, dicen, es para que Muerza suba como secretario general y los "Gordos" tengan menos incidencia de cara a lo que serán las decisiones y la conformación de la CGT. Un primer paso ya lo dio Pablo, hermano de Hugo, cuando generó la suficiente presión para conformar de vuelta una de las tres partes del triunvirato de la central obrera, que se presentó dos semanas atrás antes de las elecciones.

 

PolíticaHoy ya había publicado también que Camioneros no es el único actor que está interesado en disputarle el cargo al sector de CavalieriAlfredo Coto, dueño de Supermercados Coto, es uno de los férreos opositores que presionó en más de una ocasión a la facción Lista Azul. Pérez, sin nombrarlos explícitamente, en declaraciones recientes tiró dardos hacia ellos marcando que si bien los supermercadistas representan el 12% del rubro de mercantiles, "está claro que los que más plata hicieron en la pandemia fueron los supermercados", por sus aumentos en los precios de los bienes de consumo y "porque mientras todos estábamos encerrados, había que seguir gastando en comer".

 

 

ET