Actualidad|06 de octubre de 2021

Taiwan alertó que China podría invadir la isla en 2025: los detalles

Cada vez se complican más el conflicto histórico entre Taiwán y China, alcanzado el peor momento de la relación bilateral en los últimos 40 años, como afirmó el ministro de defensa taiwanés. En este contexto, Taiwán teme una invasión china en el 2025.

Por redacción

El ministro de defensa de Taiwán, Chiu Kuo-Cheng, alertó que China será "capaz de organizar una invasión a gran escala" de la isla para el año 2025, y destacó que las relaciones entre Taipéi y Pekín atraviesan "su peor momento en 40 años".

 

Según Chiu, recoge la agencia de noticias taiwanesa CNA, Pekín tiene ya "capacidad para atacar la isla, pero a un alto coste", el cual sería menor para 2025, año en el que el ministro prevé que China pueda "organizar una invasión a gran escala".

 

"Taiwán no provocará que se la ataque. No obstante, estamos en el peor momento de las relaciones a través del Estrecho desde que comencé en el Ejército hace 40 años", dijo Chiu en referencia a las últimas incursiones de aviones chinos -casi 150 en los últimos días- en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) taiwanesa.

 

 

Incremento de tensiones

Taiwán instó a Pekín a detener inmediatamente las “acciones de provocación irresponsables”, después de las incursiones militares áreas chinas dentro de la zona de defensa de la isla. El lunes pasado fue el cuarto día de estas actividades militares, en las cuales ya participaron por lo menos 150 aviones militares de la potencia asiática. Este suceso se suma a la larga lista de vuelos reportados por el gobierno taiwanés en el último año.

 

Luego de estos episodios, Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, advirtió que "si Taiwán cae en manos de China eso podría tener consecuencias 'catastróficas' para la paz y democracia de la región".

 

"Sería una señal de que, en la competencia global de valores, el autoritarismo tiene ventaja sobre la democracia", señaló en un texto publicado en la revista Foreign Affairs.

 

Asimismo, la mandataria agregó que, aunque Taiwán no busca ninguna confrontación, la isla “hará lo necesario para defenderse”.

 

Frente a este escenario, Chiu destacó que Taiwán debe estar "preparado". Por esta razón, destacó que el 64 % del presupuesto de Defensa de este año se asignará a un sistema antibuque y a desarrollar los misiles supersónicos Hsiung Feng III con el objetivo de contrarrestar a los buques de asalto anfibio Tipo 075 de China.

 

Por su parte, Estados Unidos instó a China a poner fin estas actividades militares, las cuales calificó de "provocadoras" y "desestabilizadoras". Mientras que Pekín respondió que Washington debe "dejar de apoyar a las fuerzas que están a favor de la 'independencia de Taiwán' y, en su lugar, tomar medidas para mantener la paz y la estabilidad".