El presupuesto y la deuda|07 de octubre de 2021

Estados Unidos estuvo al borde del default y Biden criticó a la oposición

Cada vez se acerca más la fecha límite del 18 de octubre para el pago de la deuda. En este contexto, Biden analiza todas alternativas del gobierno y sus consecuencias.

Por redacción

“No, no puedo” fue la respuesta que dio hoy Joe Biden, presidente de Estados Unidos, cuando le preguntaron si podía garantizar que el país alcance el techo de la deuda, cuyo límite cada vez está más cercano (18 de octubre). En este contexto, el mandatario solicitó a los republicanos que dejen el camino libre para que los demócratas suspendan el límite de la deuda de la nación, con el fin de no caer en default.

 

 

Las acusaciones a la oposición

Biden acusó a la oposición de actuar de manera “irresponsable” y “peligrosa” al negarse elevar el techo de al deuda. La propuesta del gobierno es aumentar el tope de endeudamiento que se encuentra en 22 billones de dólares, hacia 28,4 billones.

 

En la conferencia del día de hoy que el resultado depende de Mitch McConnell, líder republicano en el Senado. "Están amenazando (los republicanos) con usar su poder para evitar que nosotros hagamos nuestro trabajo, que es salvar la economía de un acontecimiento catastrófico. Creo que eso es francamente hipócrita, peligroso y lamentable", dijo Biden.

 

Pese a estas advertencias sobre un posible colapso económico, la oposición republicana en el Senado -la única de las dos cámaras donde aún pueden frenar las iniciativas dado el empate 50-50- bloqueó una moción del líder demócrata Chuck Schumer para permitir que la cámara apruebe un aumento del límite de la deuda con una mayoría simple, en vez de una mayoría especial.

 

No obstante, luego de una reunión a puertas cerradas del bloque republicano, Mitch McConnell anunció la propuesta de una suspensión temporal del techo de la deuda hasta principios de diciembre.

 

“Para proteger al pueblo estadounidense de una crisis creada por los demócratas en el corto plazo, también permitiremos a los demócratas utilizar los procedimientos normales para aprobar una extensión de emergencia del límite de la deuda en una cantidad fija de dólares para cubrir los niveles de gasto actuales hasta diciembre”, indicó McConnell en un comunicado divulgado este miércoles.

 

De esta manera, la propuesta representa una solución a corto plazo, lo cual le daría al gobierno algunos meses para preparar un nuevo proyecto. En consecuencia, a pesar de los temores del bloqueo del tercer intento de los demócratas para aumentar el techo de la deuda, la decisión del bloque encabezado por McConnell evitará, en principio, los devastadores efecto del incumplimiento de la deuda de la economía más importante del mundo.

 

 

 

Pero... ¿qué consecuencias habría?

Como adelantó Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, el incumplimiento del pago de al deuda en la potencia tendrá graves repercusiones a nivel mundial. En primer lugar, como afirmó en una entrevista la funcionaria, se espera que el default “provoque una recesión”. Por esta razón, ante la escasez de fondos para cumplir sus obligaciones con los acreedores, es imperativo que el Congreso flexibilice el techo de la deuda.

 

Asimismo, es fundamental resaltar que la economía del mundo depende de la estabilidad de los pagos del Tesoro de Estados Unidos. En caso de caer en default, los mercados financieros podrían verse realmente afectados. El respaldo de las monedas de todos los países, de golpe, se debilitaría, porque esos bonos del gobierno americano valdrían menos. En este sentido, si bien Wall Street confía en que al final los legisladores llegarán a un acuerdo para evitar el default, esto no quiere decir que el país no se vaya a ver perjudicado por un acuerdo tardío.

 

 

Los pronósticos sobre la situación

Los analistas de Morgan Stanley presagian que a menos que se llegue a una resolución para fines de la semana que viene, las letras del Tesoro con vencimiento en octubre podrían perder valor "rápidamente".

Por lo tanto, a pesar de que el gobierno demócrata se encuentra en una encrucijada, las tensas negociaciones de esta semana serán claves para el futuro del país. En esta línea, como ya adelantó también Biden con la reducción de su plan social de 3,5 billones a 2 billones, probablemente veamos una moderación de la postura del gobierno. Cada uno de los votos de los senadores demócratas en el Congreso serán esencial para garantizar el apoyo necesario e impulsar su agenda deseada.

 

 

VC