Actualidad|26 de noviembre de 2021

Tensión entre Francia y Brasil: Bolsonaro arremete contra Macron

El presidente brasileño criticó duramente a su par francés tras la visita de Lula Da Silva a Francia. “Macron tiene un problema conmigo”, sostuvo Jair Bolsonaro el día de hoy.

Por redacción

Si bien es de público conocimiento que la relación entre el presidente francés Emmanuel Macron y su par brasilero, Jair Bolsonaro, nunca se destacó por su cercanía, nuevamente ambos protagonizan otro tenso episodio. En esta oportunidad, el mandatario de Brasil calificó de “provocación” que Macron haya recibido a Lula da Silva en París.

 

"Parece que es una provocación. ¿Será que él (por Macron) y sus servicios de inteligencia no saben quién fue Lula aquí?", afirmó el líder en una entrevista con la Radio Sociedade de Bahía.

 

La semana pasada, como parte de una gira por Europa, el expresidente de Brasil visitó Francia la semana pasada. En esta línea, el líder del PT fue recibido en el palacio del Elíseo para un desayuno y una reunión con Macron, en la cual hablaron “sobre los últimos desarrollos de la escena internacional”.

 

Luego de este encuentro, el Eliseo emitió un comunicado en el que señalaba que Lula "compartió su visión del papel de Brasil en el mundo, constatando que los últimos tres años el país se ha ido retirando del marco multilateral y de los grandes acuerdos internacionales". De esta manera, sin nombrar al presidente brasileño, marcaron su postura y preferencias de cara a las próximas elecciones de 2022.

 

En este contexto, Bolsonaro manifestó su indignación y repudio por las acciones de su par francés: "Macron siempre ha ido contra de nosotros y siempre no has atacado en lo que respecta a la cuestión de la Amazonía. Como si él y sus antecesores hubieran preservado alguna cosa en Francia. Parece una provocación, sí".

 

Respecto a la cuestión en materia ambiental, el mandatario francés es muy crítico en sus redes sociales con el manejo de Brasil. Se debe tener en cuenta que en el tercer año de mandato de Bolsonaro, la deforestación en el país alcanzó niveles récord desde 2006. Por lo tanto, esto explica por qué Macron es uno de los principales opositores a la ratificación del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur en 2019.

 

En consecuencia, esto provocó varios encontronazos, en los cuales Bolsonaro instó a su homólogo a parar de “decir idioteces” sobre el impacto de la producción de soja en la deforestación. "Por el amor de Dios, señor Macron, no compre soja brasileña, así usted no deforesta la Amazonía. Compre soja en Francia", afirmó entonces Bolsonaro con ironía.

 

Por último, subiendo el tono en la entrevista, Bolsonaro agregó que “Francia no es un ejemplo para nosotros y mucho menos el señor Macron, que está muy bien acompañado por Lula”, a quien califica constantemente de corrupto.

 

De esta manera, cada vez aumentan más las tensiones entre ambos mandatarios. Sin embargo, probablemente este último episodio de Lula represente un punto de inflexión para la relación de Macron y Bolsonaro. De cara a las próximas elecciones presidenciales en 2022 y con sondeos que colocan al líder del PT como el claro ganador de las mismas, el apoyo de Francia a Lula es un duro golpe para el vínculo ya deteriorado de los jefes de Estado.