Actualidad|19 de noviembre de 2021

Vidal y Santilli pidieron cautela por el veredicto del caso de Lucas González

Los diputados electos de Juntos por el Cambio se refirieron al caso del joven asesinado por oficiales de la policías de la Ciudad.

Por redacción

Los diputados nacionales electos de Juntos por el Cambio en la Ciudad, María Eugenia Vidal y Diego Santilli, pidieron hoy esperar la determinación de la justicia para saber si la muerte de Lucas González, el adolescente de 17 años que murió ayer tras ser baleado por policías de la ciudad de Buenos Aires, constituye un caso de 'gatillo fácil' tal como denuncia la familia

 

"No hay palabras ni nada que vaya a reparar la muerte de Lucas, quizás alivie la justicia y ojalá que avance pronto. Que sea gatillo fácil lo va a tener que determinar la justicia", dijo Vidal esa mañana en declaraciones a radio La Red.

 

En ese marco, sobre el accionar del Gobierno de la Ciudad, Vidal consideró que "actuó como tenía que hacer" al "separar a los policías inmediatamente y que intervenga en la investigación la policía federal". 

 

Por su parte, Santilli indicó que, “si lo que sucedió está fuera de la ley, es inadmisible y debe tener consecuencias graves”.

 

Tras considerar la muerte del joven como una "pérdida irreparable”, el diputado nacional electo por la provincia de Buenos Aires dijo: “Los policías que hacen las cosas bien, que son la mayoría, son avalados, respetados, preparados y entrenados. Los que hacen las cosas mal, tienen sus consecuencias”.

 

“Creo que las cosas están dentro de la ley o fuera de la ley. Si está fuera de la ley, es inadmisible, inaceptable y tiene que tener consecuencias graves. Si está dentro de la ley, la discusión es distinta. Acá tenes un accionar donde, a prima facie, hay que esperar el accionar de la Justicia”, indicó Santilli en declaraciones a la prensa, según se informó en un comunicado.

 

“El Jefe de la Policía (Gabriel Berard) dijo algo contundente: si hay mal accionar de la fuerza, se tienen que hacer cargo. (Los policías) ya fueron puestos a disponibilidad, es decir, están afuera de la fuerza, no es solo un sumario interno. Para la exoneración, que sería el próximo paso, falta dilucidar lo que diga la Justicia sobre cómo fue el accionar”, explicó Santilli.