Casa Rosada|10 de enero de 2022

Alberto apoya al kirchnerismo en una marcha contra la Corte Suprema

El Presidente dio un giro contra el Máximo Tribunal. Además se refirió a las negociaciones con el FMI y confirmó que el país sigue buscando un acuerdo que convenga a la Argentina.

Por redacción

El presidente Alberto Fernández volvió a criticar a la Corte Suprema de Justicia, asegurando que tiene "un problema de funcionamiento muy serio". En simultáneo, sectores del kirchnerismo ya preparan una marcha.

 

Las declaraciones del presidente en AM 750 sobre la Corte Suprema fueron contundentes. Acusó al tribunal de tener "un problema de funcionamiento muy serio". A estas menciones se le suman las del viceministro de justicia, Juan Martín Mena, quien apoyó la mencionada marcha kirchnerista contra la Corte. Alegó que hay una situación de "hartazgo" y que "el pueblo tiene que hacerse sentir". Otra fuerte declaración del funcionario fue decir que “estamos llegando a límites que se creían que no podían ser superados, pero el gobierno de Mauricio Macri los superó”. “Toda expresión popular directa de la gente la avalo y me parece sano y necesario”, insistió Mena. Y cerró remarcando que “el pueblo se tiene que hacer sentir directamente”.

 

Toda esta situación eleva aún más la situación tensa entre el gobierno nacional y el poder judicial. Recordemos que en diciembre pasado el presidente propuso modificar su funcionamiento y también toda la situación por las causas de corrupción contra la vicepresidente Cristina Kirchner que mantienen distanciado al kirchnerismo de tener la mejor relación con los jueces.

La marcha se estaría llevando a cabo el primero de febrero, y ya empezó a divulgarse en las redes la consigna #1FMarchamosALaCorte, citando a todos a las 18:00 frente al palacio de tribunales en plaza Lavalle. Resta esperar que tan multitudinaria será la movilización y si se realizan más declaraciones como las de Mena que lleven al ya tenso clima entre el gobierno y la justicia a otra escala.

 

 

Críticas al Fondo

Avanzan las negociaciones con el FMI y el presidente confirmó que el país sigue buscando un acuerdo que convenga a la Argentina 

 

"Todo el mundo sabe que la Argentina está absolutamente impedida de realizar el pago de los próximos 19 mil millones de dólares de deuda al FMI,  que entre capital e intereses se deben pagar durante todo el año" afirmó. 

 

Aprovechó para criticar al organismo multilateral sosteniendo que el préstamo fue "incalificable" y también al gobierno anterior de Mauricio Macri considerando que, en ese entonces, el arreglo fue netamente político, teniendo como un único propósito sostener un "gobierno que se caía a pedazos y con una economía virtualmente quebrada". 

 

"Además del crédito incalificable, sobrevino una pandemia. No se le puede exigir a la Argentina más de lo que puede dar. La verdadera discusión es cómo debe ser el programa, si es como proponemos, con crecimiento de la economía para afrontar los pagos; o es volver a las recetas eternas donde piden ajuste, achicar la economía, importar menos y que los dólares queden para pagar" concluyó.

 

 

 

MP/NM