Alberto Fernández|09 de mayo de 2022

Alberto Fernández inicia una gira por España y Alemania

El Presidente parte rumbo a Madrid y Berlín, y no se descarta una visita a Francia. Charla con empresarios en busca de inversión, la necesidad de construir una agenda propia y lograr apoyo internacional, las claves de esta gira express.

Por Francisco Arano Uria

Este lunes, a las 17 horas, el presidente Alberto Fernández partirá rumbo a Madrid, donde comenzará con su gira europea, que lo tendrá un día en España y dos en Alemania. En una agenda armada a contra reloj, aún está abierta la posibilidad de reunirse con el presidente reelecto de Francia, Emmanuel Macron.

 

Con una comitiva reducida, el Presidente será acompañado por el secretario presidencial, Julio Vitobello; el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el canciller, Santiago Cafiero; la Secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Cecilia Todesca; y la portavoz, Gabriela Cerruti.

 

En un principio, y luego de varias críticas al equipo económico por parte de Cristina Kirchner en su clase magistral dada en Chaco el viernes pasado, se había barajado la posibilidad de que tanto el ministro de Economía, Martín Guzmán, como el de Producción, Matías Kulfas, acompañaran al Jefe de Estado, pero ninguno de los dos embarcará hacia el viejo continente.

 

La gira de Fernández buscará construir una agenda presidencial propia, lejos de las internas que hacen crujir la unidad del Frente de Todos, y responder con “gestión” a las críticas del kirchnerismo duro.

 

Aunque lejos del país, no será una semana fácil, ya que el martes comenzarán las audiencias para tratar los aumentos de tarifas, uno de los lineamientos del plan económico de Guzmán resistido por La Cámpora, y el jueves se sabrá la inflación del mes abril, que no cede, y se calcula, estará en torno al 6%. Como si fuera poco, hubo una suba del 9% en los combustibles y eso, seguramente, se traslade a los precios de los alimentos.

 

Volviendo de lleno al plano internacional, Alberto Fernández tendrá una reunión bilateral con el presidente de España, Pedro Sánchez, y otra con el nuevo canciller de Alemania, Olaf Scholz. Durante la gira, está planificado que tenga algunas reuniones con empresarios vinculados al litio, la minería y el hidrógeno verde, fuentes de inversión en la Argentina, además de promover el diálogo con la Unión Europea.

 

Alberto Fernández sabe que ya caducó el período de tiempo en el que se puede responsabilizar a Mauricio Macri de todos los males que adolecen al país, y también sabe que cada vez tiene menos aliados en su propia coalición. Las relaciones diplomáticas pueden ser una vía para aminorar el impacto de las variables económicas que le interesan al ciudadano de a pie, con el bolsillo en rojo y en zona de descenso directo.