Buenos Aires|09 de agosto de 2022

Eugenio Casielles propone mano dura en cuestiones de seguridad

El legislador de la Ciudad de Buenos Aires se mostró a favor de endurecer las medidas de seguridad y judiciales ya que "la gente no puede seguir con estos niveles de inseguridad": pistolas táser, pena de muerte y baja de la edad de imputabilidad.

Por redacción

Así como la crisis económica golpea a los argentinos, la inseguridad es otro de los factores que más preocupan a los ciudadanos. "Todos los días vemos noticias relacionadas con hechos de inseguridad, abuso, violencia y nadie hace nada" argumenta el legislador de Consenso Federal, Eugenio Casielles en sus redes sociales. 

 

Además de hacer hincapié en la inseguridad y en la necesidad de que la policía tenga las herramientas necesarias, como por ejemplo pistolas táser no solo para actuar, sino también para defenderse, Casielles pide mano dura a la policía y a la Justicia, más aún cuando se trata de asuntos de violación y abusos a menores, violencia familiar y degeneración. En este sentido, el legislador da lugar a debatir la pena de muerte como opción para estos casos. 

 

El argumento que utiliza Casielles para estar a favor de la pena de muerte es "con los chicos no" y hace referencia a que "el Estado no tiene que gastar recursos en monstruos que no merecen ni siquiera pasar su vida en la cárcel". A su vez, coincide que hoy en día el índice de delincuencia y de violencia familiar aumentan todos los días y la Justicia no lo tiene como prioridad. "En Argentina realmente deberíamos empezar a plantearnos la idea de aprobar la pena de muerte para casos como este. Mientras tanto, cárcel de por vida y que mueran tras las rejas."

 

"Todos los días vemos noticias sobre hechos aberrantes que no tienen perdón alguno, no podemos permitir que este tipo de delincuentes estén sueltos o que gocen de vivir toda su vida en la cárcel. Peor aún es cuando la Justicia no actúa y les da una pena baja en la cárcel y después terminan insertos nuevamente en la sociedad" agregó. 

 

Otro tema de su interés es la baja de edad de imputabilidad, en lo que propone que hay que modificar la ley sin tener en cuenta la edad de delincuente, sino la gravedad del delito. Aunque el legislador está al tanto de que no es competencia de la Ciudad de Buenos Aires tratar la cuestión de la pena de muerte, igualmente se posiciona como el nuevo legislador con la bandera de la seguridad al hombro.