Congreso|11 de agosto de 2022

Avanza el Consenso Fiscal 2022 con la aprobación del Senado

El proyecto tributario obtuvo media sanción de la Cámara Alta.

Por redacción

El acuerdo federal, mejor conocido como Consenso Fiscal de este año, era uno de los temas a tratar en las sesiones especial de febrero, pero por falta de números y voluntad política se estiró hasta agosto. 

 

La proyecto obtuvo 45 votos a favor, 17 en contra y una abstención del jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo. 

 

La norma será tratada ahora por la Cámara de Diputados, aunque el acuerdo suscripto no cuenta con el apoyo de San Luis, La Pampa. 

 

Se trata de un acuerdo federal que impulsa la administración tributaria articulada entre todas las jurisdicciones participantes, con hincapie en que las distintas decisiones se adopten en un marco de estabilidad jurídica y una armonización tributaria.

 

Por otro lado, impulsa que las alícuotas de Ingresos Brutos no sean superiores a las establecidas para cada actividad, mientras que incentiva al tratamiento de un impuesto a la herencia. 

 

A su turno, el chaqueño Víctor Zimmermann (UCR) analizó que el proyecto “hay que ponerlo en el contexto en el que se firmó”, para sumar: “Esto se firmó en 2021 donde sin dudas las condiciones económicas y sociales eran diferentes a las actuales. Veníamos saliendo de una pandemia donde los gobernadores y municipios tuvieron que hacer un enorme esfuerzo tanto para sostener y aumentar infraestructura en materia sanitario. Tuvieron que hacer un aporte importante al sector privado para el sostenimiento de la economía porque sabemos cuáles fueron los primeros impactos de la pandemia”.

 

“En esa fecha tampoco se había arreglado la reprogramación de deuda con el FMI, que todos sabíamos que teníamos vencimientos imposibles de afrontar y que necesitábamos esto. Era imprescindible generarles previsibilidad a nuestros gobernadores e indirectamente a los intendentes”, explicó en su discurso.

 

Y señaló que fue “en ese marco y sin la aprobación del Presupuesto 2022, que generó incertidumbre porque se había rechazado, es que se firma este pacto fiscal”. “¿Qué es un pacto fiscal? Es una nueva relación entre el Gobierno nacional, los gobiernos provinciales y la gerencia de los municipios”.

 

Martín Lousteau recordó que el proyecto se firmó hace ocho meses y señaló que “las provincias necesitan que les giren los fondos que corresponden”. “Mientras esto sigue siendo demorado, las provincias no reciben lo que corresponde en materia de la cancelación de los montos actualizados por el famoso 15%”.

 

“Esto se firmó hace 8 meses no sé qué piensan del proceso inflacionario en curso”, preguntó Lousteau y adelantó que “cuando termine el mes va a ir un 48% acumulado y cerca de 100% anual y ni que hablar de obtener financiamiento internacional”.

 

Por su parte, Oscar Parrilli sostuvo “establece la posibilidad de aumentar los impuestos patrimoniales a la vez de bajar aquellos que tienen que ver con las actividades productivas y de consumo, así que de ninguna manera este es un Consenso Fiscal que autorice a poner este impuesto para aumentar el costo de los consumidores o de las actividades, todo lo contrario, sino que se debe gravar a los que tienen ingresos, fortunas, riquezas que son los que tienen que tributar”. y sentenció durante el gobierno de Cambiemos bienes personales que estaba gravados se los sacó, es decir, una persona que tiene una casa paga bienes personales, una persona que tiene un campo o estancia no paga porque no están gravados”.

 

Por otro lado, el único senador que se abstuvo, Alfredo Cornejo, sostuvo "El gobierno de Alberto Fernández creó 6 impuestos nuevos y ninguno es coparticipable. Los gobernadores peronistas no dijeron ni una palabra. Tampoco se los escucha ante la grosera inequidad de subsidios del gobierno entre AMBA y las provincias." y cerró "Lo único que habilita este Consenso Fiscal es el aumento de impuestos, como Ingresos Brutos, el peor y más regresivo de los impuestos".