Congreso|23 de junio de 2022

El Congreso le da el visto bueno a la ley de cuidados paliativos y cajonea la de eutanasia

En Diputados hay consenso para pasar una ley de cuidados paliativos para enfermedades terminales. El Senado guarda un proyecto de Cornejo para habilitar la muerte anticipada. 

Por

Marcos Serú

La Cámara de Diputados tiene lista un proyecto de ley para aprobar en las próximas semanas que obliga a las obras sociales y prepagas a garantizar la atención de cuidados paliativos y resguardar la calidad de vida de pacientes y familias con enfermedades que amenazan o limitan la vida. 

 

Para esos casos deberán brindar atención que permita tratar "el dolor y otros problemas físicos, psicológicos, sociales y espirituales". Estos puntos ya están contemplados en el Programa Médico Obligatorio (PMO), aunque no siempre se cumplen. 

 

El proyecto, que es de autoría del senador radical Mario Fiad, fue aprobado en la Cámara Baja en 2020. Este martes completó el trámite de comisiones en Diputados sin oposición y será ley en la próxima sesión. 

 

Mientras, en el Senado se mantiene cajoneado el proyecto que presentó Alfredo Cornejo para habilitar la eutanasia, que podría oponerse a la ley de cuidados paliativos que discuten en Diputados, dado qie acorta la vida en lugar de prolongarla. Así lo entienden los comités de bioética que hace dos años celebraron la ley de cuidados paliativos y rechazan la muerte anticipada. Durante el debate de cuidados paliativos, el proyecto de eutanasia no se mencionó. 

 

En el texto de la ley de cuidados paliativos, se obliga a las obras sociales y prepagas a cubrir situación de "dolor y otros problemas físicos, psicológicos, sociales y espirituales". Sería sancionada con el aval de todos los bloques. 

 

El ex gobernador de Mendoza, además, quiere habilitar la muerte digna. En su proyecto no señala las enfermedades que podrían derivar en un pedido de "muerte digna". Podría ser cualquiera que implique "un sufrimiento que sea incompatible con la dignidad humana", determinada por "un cuerpo interdisciplinario". Incluye a pacientes con "un sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable para quien lo padece, existiendo seguridad o gran probabilidad de que tales limitaciones vayan a persistir en el tiempo sin posibilidad de curación o mejoría apreciable". Y permite que cuando una persona se queda sin la posibilidad de comunicarse, sea la familia la que pueda anticipar su muerte. 

 

El actua diputado del FdT  y ex ministro de Salud Daniel Gollán. "La ley no es sólo el tratamiento paliativo del dolor, sino garantizar que toda persona pueda transitar esos momentos difíciles sin padecer de forma continua el dolor".

 

"Si tomamos nuestro país, vemos que el 14% de las personas que necesitarían tratamientos paliativos lo tienen, pero en Bolivia es el 1,1%; en Brasil es el 7%, los mejores países son Colombia y Chile", comparó. 

 

El radical Alejandro Cacace confirmó que JxC también acompañará. "La Convención Interamericana establece el derecho a los cuidados paliativos y pide a los Estados medidas para garantizarlo por lo cual sancionar una ley en esa dirección lleva a cumplir la misión para la Convención", justificó.