Congreso|12 de mayo de 2022

Ley de Alquileres: no hubo acuerdo entre oficialismo y oposición y presentarán proyectos en paralelo

Tras más de un mes de debate, diputados del oficialismo y de la oposición no lograron ponerse de acuerdo y dictaminaron tres proyectos diferentes para modificar la Ley de Alquileres.

Por Francisco Arano Uria

Ayer por la tarde, la Comisión de Legislación General se reunió a debatir las propuestas de cada bloque sobre la reforma de la ley de alquileres, pero, por las diferencias en los artículos más cuestionados de la ley, no hubo dictamen en consenso entre oficialismo y oposición, y es por eso que se emitieron tres dictámenes distintos: el del Frente de Todos por la mayoría; el de Juntos por el Cambio por la minoría y uno propuesto por Graciela Camaño.

 

La iniciativa del oficialismo mantiene los dos puntos principales del modelo actual: el plazo de 3 años de alquiler y la actualización anual por el índice para contratos de locación que combina en partes iguales inflación (IPC) y evolución de los salarios (RIPTE). Además, el texto incorpora beneficios fiscales para que los propietarios pongan en alquiler viviendas y obliga a la bancarización de los cobros de los alquileres para que los contratos estén registrados en AFIP.

 

“Con la ley actual los inquilinos han adquirido derechos, no podemos ir para atrás”, explicó el diputado oficialista José Luis Gioja.

 

Por su parte, el proyecto de Juntos por el Cambio estipula volver al sistema del Código Civil que fijaba 2 años de contratos y que "las partes" acuerden los incrementos libremente, por intervalos no menores a seis meses, “pudiendo utilizar índices oficiales elaborados o publicados por organismos nacionales, provinciales o municipales o lo que las partes acuerden”.

 

Karina Banfi, diputada de la UCR, afirmó que “con esta inflación, ninguna ley de alquileres puede funcionar por sí misma. Se necesita poner en valor el salario, estabilidad monetaria y que haya crédito hipotecario. Hoy logramos un dictamen de JxC para controlar daños. Solo es una parte de la crisis habitacional que tenemos”.

 

Cuando se convoque a una sesión, se tratará primero el proyecto del oficialismo. Si no consigue el mínimo de 129 votos, se pasará al de la oposición. Hasta el momento, no hay una fecha estimada para el tratamiento en el recinto.

 

BONUS: La ley que critica la oposición y defiende el oficialismo fue impulsada durante el gobierno de Macri por el diputado del PRO, Daniel Lipovetzky. En la Cámara Baja, se aprobó con 191 votos a favor, cero en contra y 24 abstenciones, y se terminó sancionando en el Senado durante el gobierno de Alberto Fernández, también sin votos negativos. Con el tiempo, Juntos por el Cambio hizo esfuerzos por intentar derogarla, y el Frente de Todos empezó a defenderla de manera tal que sus propuestas para modificarla no tocan los puntos más importantes de la vigente ley, que son el tiempo de contrato y el índice anual de actualización.