#Política|07 de enero de 2022

El miedo del PRO a que Macri tenga más videos calla los apoyos a Vidal

En el PRO temen que el video que sacudió a Vidal pueda ser el primero de muchos. Silencio público y la evidencia de una maquinaria creada a la medida de las necesidades de Macri.

Por Edmundo Tusam

Sigue pegando el cimbronazo que produjo la aparición del video de una reunión de 2017 encabezada por Marcelo Villegas, ministro de Trabajo bonaerense de María Eugenia Vidal, hablando de una "Gestapo" para perseguir y borrar a los líderes de sindicatos y gremios.

 

La grabación misteriosamente apareció en la AFI dos años después de que finalizó el gobierno de Macri y cuatro años y medio después de la reunión en cuestión. Según relevó la interventora de la Agencia de Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, el "descubrimiento" se dio mientras revisaban discos duros. Como si fuera poco, la nota de Página 12 que dio a conocer el material se dio un puñado de días después de que Vidal anunciara en una cena ante 70 personas que competirá por la presidencia en 2023.

 

Al margen de que el video evidencia nuevamente la connivencia entre los empleados de la AFI, funcionarios del gobierno bonaerense y sectores empresarios; la sala, ubicada en la sede de la Banco Provincia del centro porteño, fue condicionada previamente con dispositivos de audio y de grabación de video sin el conocimiento por parte de los allí presentes.

 

En el resto del PRO no saben si este fue el único video grabado de manera ilegal y extraoficial. El silencio público por parte de la mayoría de sus referentes evidencia este temor por ser los próximos apuntados por un esquema de espionaje ilegal liderado por los ex directores de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y subordinados a los pedidos de Mauricio Macri. En el espacio no descartan que los espías, que incluso participaron de la reunión con Villegas, hayan querido mandar un mensaje.

 

 

Vidal rompió el silencio

La ex gobernadora se defendió ayer en LN+. En la entrevista sostuvo que "la reunión fue grabada de manera ilegal y no constituye prueba" y dijo que no hubo "mesa judicial". Si bien respondió de manera escueta acerca de los agentes de la AFI y del hombre del operador radical Daniel Angelici -Juan Sebastián Destefano- que se encontraba en la reunión; la mayor evasión se encontró en torno a la figura de Macri.

 

El ex presidente también es el único referente del PRO que no se encuentra espiado en ninguna de las causas presentadas de los últimos años. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ya había ironizado sobre "el cuentito de los cuentapropistas", en referencia al fallo de la Cámara que sobreseyó a Macri y determinó que no existió "asociación ilícita" para el espionaje ilegal sino que se trató de acciones aisladas de los ex agentes de la AFI.

 

 

El miedo a Macri

En el encuentro de mesa nacional de JxC de ayer estuvieron por el PRO Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Cristian Ritondo y Humberto Schiavoni. Luego de la reunión, el partido publicó un comunicado que apuntaba a Caamaño por su pertenencia a la asociación judicial kirchnerista Justicia Legítima y por haber presentado la denuncia de la mesa judicial "en un tribunal que no es competente por ser de otra jurisdicción".

 

"El PRO rechaza esta metodología de atropello contra la oposición, que intenta por todos los medios sembrar dudas en la sociedad".

 

Cristian Ritondo fue el único en compartir el documento a través de una consigna escueta: "No son víctimas, son mafiosos".

 

Desde los otros sectores, tanto halcones como palomas, buscan el silencio por dos razones: tanto por temor, es decir, para no ser víctimas de la persecusión de Macri con otros videos que pudiera, y para no "quedar pegados" al operativo de desgaste en la imagen pública que sufre la ex gobernadora también producto de la derrota por la reelección de los intendentes.

 

 

ET