Interior|20 de junio de 2022

La Corte Suprema de Justicia Santafesina intercede en Vicentin

Favoreciendo a Scaglione y Grassi , el presidente del máximo tribunal de Santa Fe apeló al per saltum para quedarse con la causa a días de acordar con los acreedores. Mientras tanto, Alberto Fernández vuelve a apostar por la intervención. 

Por

Lucas Caraffa

Politica Hoy

Con un recurso extraordinario que sólo se aplicó tres veces en los últimos 50 años, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, se quedó con la causa Vicentin a solo días que la empresa logre un acuerdo con los acreedores. Ninguno de los demás integrantes del máximo tribunal acompañaron el pedido.

 

La acción de Gutierrez lo expone en sus vínculos con los empresarios Gustavo Scaglione y Mariano Grassi, quienes vienen tratando quedarse con la empresa hace años. La normalización de la compañía con una nueva integración societaria frustran completamente los planes del Scaglione, por esto mismo el recurso inesperado de Gutierrez,

 

Hay una interna muy fuerte en la justicia, donde la Corte Suprema disputa con la Santafesina. El vínculo de Gutierrez con el senador Armando Traferri -atacado por su relación con el narco y el juego clandestin o- llevó a que el mismo presidente de la corte suprema, Hector Rosatti, encabezara un encuentro con los jueces y fiscales rosarinos que investigan el crimen organizado en la provincia, 'puenteando' directamente a Gutierrez.

 

La cerealera afirma haber logrado el aval con la mayoría de los acreedores, donde la decisión de Gutiérrez paraliza todo el avance logrado para rubricar el plan de pagos. La disputa legal enmarca una verdad: Tras la causa judicial, en la provincia se vive una gran puja por diferentes grupos económicos poderosos para ver quién se queda con la empresa que llegó a ser la más importante de capitales nacionales en el sector agroindustrial.

 

Por un lado se encuentra el directorio actual vinculado a los primeros dueños y por el otro el grupo Grassi-Scaglione. Los primeros se encuentran intentando reestructurar la deuda con los bonistas y de armar una nueva integración societaria, mientras que los segundos vinculados a Mariano Grassi, uno de los principales acreedores de Vicentín quien rechaza la propuesta y fue quien le solicitó a Gutiérrez la avocación y la suspensión del proceso.

 

La decisión de Gutierrez pone la situación de Vicentin en una incógnita, de cara a la crisis de alimentos que se vive en el mundo y donde la cerealera podría cumplir un rol central para la Argentina.

 

Alberto Fernández vuelve por Vicentin

En una entrevista con Página 12, el presidente Alberto Fernández volvió a hablar del caso Vicentin, con posibilidades de impulsar nuevamente su intervención, “ahora hay un escenario donde, tal vez, podamos hacer algo. No digo que esté seguro, pero sí que tenemos un escenario más favorable que aquel”.

 

El presidente reconoció que tuvo que dar marcha atras a su decisión, adjudicando que el caso se convirtió “en un problema ideológico, y no es un problema ideológico, es un problema de oportunidad” y cerró "lo que nosotros tenemos que garantizar es terminar con estos oligopolios, monopolios, y cuando estos sistemas existen, como el caso de las 7 u 8 cerealeras que existen en Argentina, si el Estado tuviera una cerealera que exporta, tendríamos posibilidades de intervención en favor del mercado, en favor de los argentinos. Pero eso no hay que hacerlo de cualquier modo”.