Interior|21 de mayo de 2022

La UTA nuevamente en conflicto por los salarios en el interior del país

La Unión de Tranviarios Automotor había anunciado un paro para este jueves y viernes, pero finalmente fue cancelado gracias a un acuerdo con intendentes y empresarios.

Por

Lucas Mammana

La medida de fuerza del sindicato había iniciado el martes a las 00, y, si bien fue suspendido para colaborar con el censo nacional del miércoles, pretendía seguir por 48 horas más estos dos últimos días de la semana. Al igual que ocurrió a finales de abril, el paro no incluyo al AMBA, debido a que los reclamos se centran en equiparar los sueldos que perciben los choferes en aquella región.

 

Sin embargo, estos pedidos no solo nacen desde el sindicato. Los empresarios y políticos del interior del país también expresaron su descontento ya que “el nivel de subsidios que recibe el interior en comparación al AMBA es una vergüenza”, tal como sostuvo el secretario de Transporte de Santa Fe. La problemática se centra en que nación subsidia a las empresas en el AMBA, lo que les permite aumentar sueldos y, al mismo tiempo, mantener el precio del boleto en un bajo costo. Finalmente, la UTA pudo llegar a un acuerdo con los intendentes de las ciudades más importantes y el empresariado, por lo que el paro se levantó antes de lo previsto. 

 

No obstante, resta preguntarse ¿Quién paga el aumento de los salarios? De acuerdo con las declaraciones de funcionarios, el aumento del boleto parece inevitable. Los secretarios de Transporte de Córdoba, Rosario y Santa Fe habrían acordado un aumento del boleto a $69,50, que comenzaría a regir en la semana próxima. Sin embargo, este precio no se acerca a lo sugerido por el empresariado: $191. 

 

Lo cierto es que el gobierno nacional parece incapaz de controlar la inflación, y las consecuencias se ven en el día a día de la gente que siente que la plata ya no le alcanza. No es casualidad que, en los distritos ya mencionados, el kirchnerismo mida cada vez menos en las encuestas. Los primeros receptores de estas demandas son los gobiernos locales, y es por eso que los funcionarios de estas ciudades firmaron un documento en conjunto. En el mismo reclaman por un “boleto federal” que equipare los fondos que destina nación en el AMBA, donde el boleto cuesta $18, con el resto del país.