Brasil|19 de septiembre de 2022

Brasil experimenta 2 meses de deflación y lograría inflación del 6% anual

Brasil podría ser uno de los primeros países del mundo en poner fin a la suba de tasas, gracias a los dos meses seguidos de deflación que experimentó su economía. 

En Brasil se estima que el Índice de Precios al Consumidor suba un 6% este año, de acuerdo a los analistas de mercado consultados de forma semanal por el Banco Central para elaborar el informe Focus. Hace una semana, la estimación era del 6,40%. 

 

En tanto al 2023, el mismo informe pronostica una suba de 5,01%. 

 

Considerando estos datos, los analistas del mercado consideran que la tasa de interés que fija el Banco Central, que en Brasil recibe el nombre de Selic, se mantendrá estable en 13,75% al cierre del año. Brasil sería unos de los primeros países del mundo en poner fin a su política contractiva de subas de tasa de interés dado que ya puede verse en los datos un descenso de la inflación, incluso alcanzando dos meses de deflación en julio y agosto. 

 

A su vez, el mercado pronostica que el dólar cotice a fin de año a 5,20 reales, un nivel ligeramente superior al actual. De todas maneras, esto no depende solamente de la economía de Brasil sino también de lo que ocurra a nivel global en el mercado de divisas, donde está fortaleciéndose la moneda estadounidense. 

 

En cuanto a actividad económica, el crecimiento se mantuvo y la suba estimada del Producto Bruto pasó de 2,39% a 2,65%. Por otra parte, se ajustó el superávit comercial que alcanzaría a US$ 65.000 millones este año, pero sería de US$ 60.000 millones el que viene. 

 

En materia fiscal, se anticipa un superávit primario de 0,75% y un déficit de 6,70 en el nominal.