Internacionales|20 de junio de 2022

Disuelven el debilitado gobierno de Israel por falta de consensos

El primer ministro israelí, Nafatalí Bennet, propuso desvincular la coalición heterogénea de ocho partidos que no alcanza la mayoría en el Parlamento hace más de dos meses.

Por

Marco Palazzo

El primer ministro israelí, Naftalí Bennet, presentó un proyecto de ley para disolver el Parlamento por falta de consensos y así adelantar las elecciones generales para octubre o noviembre de este año. 

 

El premier junto a su socio y actual ministro de Exteriores, Yair Lapid, anunciaron en un comunicado la iniciativa para desvincular la coalición heterogénea de ocho partidos y así formar un nuevo gobierno. La propuesta se presentó a causa de que la agrupación no logra una mayoría en el Parlamento desde hace más de dos meses. Entre las principales leyes no consensuadas se encuentra un proyecto para extender la protección de los colonos en Cisjordania ocupada.

 

Por su parte, Bennet describió esta decisión como “la más dura y la más sionista” a lo largo de su carrera política. “La medida se produjo después de que se agotaran los intentos de estabilizar la coalición. A raíz de esto, se presentará un proyecto de ley al Parlamento en algún momento de la próxima semana”, detalló el comunicado de la Oficina del primer ministro.

 

Bennet había formado esta agrupación en junio de 2021 que se convirtió en el primer gobierno de coaliciòn israelí en incluir a un partido árabe. 

 

En este espacio se encontraban múltiples partidos: ultraderechistas, árabes-islamistas, que apoyan la independencia de palestina, y los pacifistas de izquierda que promueven el fin de la ocupación israelí en tierras dominadas desde 1967. Los ocho partidos se habían unido principalmente para derrocar al ex primer ministro Benjamín Netanyahu que perduró 12 años consecutivos en el poder.

 

El ministro de Justicia, Gideon Saar, criticó: “La irresponsabilidad de algunos parlamentarios de la coalición ha provocado lo inevitable. El objetivo en las próximas elecciones es claro: impedir que Netanyahu vuelva al poder”. 

 

En caso de aprobar la propuesta del Ejecutivo Lapid ocuparía el rol de primer ministro interino, es decir, asumiría el liderazgo de Israel.

 

Además, serían las quintas elecciones en poco más de tres años en Israel: los cuatro referendos sobre la corrupción y capacidad de Netanyahu para gobernar (2019-2021), y las elecciones parlamentarias de 2021 en las que asumió Bennet.