Estados Unidos|05 de agosto de 2022

EEUU acusa a China de proveer drones a milicias de Medio Oriente

En medio de crecientes tensiones por Taiwán, EEUU denunció que los drones que Irá n entrega a las milicias de Medio Oriente provienen de China.

Por

Victoria Contreras del Olmo

Política Hoy I Internacionales

Sin lugar a duda esta es una de las semanas más complicadas para las relaciones entre China y Estados Unidos. A la llegada de Nancy Pelosi a Taiwán y la escalada de tensiones en la región, ahora se suma una nueva denuncia de EEUU al régimen de Xi Jinping. En esta oportunidad, el Departamento de Estado acusó a China de permitir el tráfico de armas, las cuales terminan en manos de grupos terroristas en Medio Oriente.

 

De acuerdo con la potencia, los drones militares que Irán reparte a las milicias que lo apoyan provienen de China, cuyas autoridades hacen la vista gorda a esta problemática.  De esta manera, se adjudica responsabilidad al gigante asiático por su involucramiento indirecto en el tráfico de armas

 

“No son proporcionados por el Estado, pero el Estado no intenta restringir ese flujo”, explicó Barbara A. Leaf, subsecretaria de Estado para Asuntos de Oriente Próximo, en una presentación ante el Comité de Exteriores del Senado norteamericano, enfocado en el rol de China en Medio Oriente.

 

“De alguna forma, se están saliendo con la suya con los asesinatos”, acusó Leaf, ya que Teherán apoya con estas armas a distintas milicias y grupos terroristas en la región. Por esta razón, la funcionaria señaló que Beijing actuó contra la estabilidad de la región a través de sus relaciones con países como Irán o Siria.

 

Proyección de la política exterior de EEUU

En cuanto al rol de Estados Unidos y la visión estratégica, indicó que Washington busca evitar el aumento de la influencia de otras potencias en la zona. “No vamos a dejar un vacío para que lo llene China, Rusia o Irán. No quisiera que China tome el rol que hemos tenido por 80 años en asegurar las vías y el flujo del comercio de energía”, añadió.

 

“Durante décadas hemos trabajado para prevenir que conflictos y terrorismo afecten la estabilidad, evitar la proliferación de armas de destrucción masiva y asegurar la seguridad de nuestras aliados más cercanos”, afirmó en su discurso.

Peligro de la relación China-Irán

Además, si bien Leaf explicó que actualmente la creciente relación entre China e Irán no representa una amenaza militar, es algo que se debe considerar. “definitivamente no es algo bueno para la región”, indicó.

 

Después de todo, los aliados se apoyan incluso en decisiones cuestionables, como los avances de China en Taiwán. “El apoyo de la República Islámica al principio de ‘una sola China’ es incuestionable”, ha enfatizado el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian, en un mensaje publicado este miércoles en Twitter.

 

De esta manera, incluso si hoy el vínculo no es un dolor de cabeza para Estados Unidos, no debemos descartar que se pueda convertir en uno en el corto plazo.