Estados Unidos|29 de septiembre de 2022

EEUU insta a los rusos con ciudadanía estadounidense que dejen el Kremlin

La Embajada estadounidense publicó esta mañana nuevas recomendaciones para los estadounidenses que se encuentren en Rusia: dejen el País.

Por

Martina Bussetti

Politica Hoy

Esta mañana, la Embajada de Estados Unidos en Rusia ha lanzado un comunicado que no ha dejado de resonar en los medios de todo el mundo: "Los ciudadanos de Estados Unidos no deben viajar a Rusia y aquellos que residen o viajan (ahora) a Rusia deben salir del país de inmediato mientras haya opciones limitadas de viajes comerciales”. Y enfatiza que "las rutas terrestres para coches y autobuses siguen abiertas". El comunicado coincide con el anuncio de los resultados del referéndum fraudulento respecto a la anexión de Donestk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia.

 

En primer lugar, la declaración ha sido contundente pero no sorpresiva, después de todo, la semana anterior el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, anunció que Rusia movilizaría inicialmente a unos 300.000 reservistas, después de que Putin advirtiera que el Kremlin utilizaría todos los medios necesarios para ganar la guerra. Lo que ocasionó, tal como afirmamos en PoliticaHoy la semana anterior, que varias personas tomaron la decisión de abandonar el país por diversas vías.

 

A su vez, el anuncio viene de la mano con el temor americano que las autoridades rusas no reconozcan la doble nacionalidad rusa-estadounidense e impedirles el acceso a la asistencia consular de Estados Unidos, e incluso prohibir su salida del Kremlin para ser llamado a las filas de combate.

 

El conseguir aquel deseado pasaje de escape es otro problema; la posibilidad de salir desde Rusia es cada vez más complicado, y a pesar de que, por un lado, siguen abiertas las rutas terrestres para huir del país, la embajada insiste en salir a la mayor brevedad posible; y a su vez, los vuelos internacionales hacia los ex países sovieticos, o lugares que no requieran visado, como Turquía, están agotados, como consecuencia de las nuevas medidas rusas respectó a la movilización parcial, que han provocado nuevas oleadas de migrantes rusos que se han estado produciendo desde que comenzó oficialmente la Guerra.

 

Ante el aumento de la tensión y de las protestas por la movilización decretada por Putin, la Embajada, finalmente, advirtió a los estadounidenses en Rusia que los derechos de reunión y de libertad de expresión no eran garantizados allí, por lo que instaron nuevamente a su salida del país.

 

Mientras que el conflicto se profundiza, el número de muertes aumenta cada día, y el miedo de que el Kremlin cierre sus fronteras tras los referéndums, nos permite afirmar que el fin de la Guerra no parece ser pronto.