Italia|23 de septiembre de 2022

La derecha se acerca a Italia y se aleja de la Unión Europea

A dos días de las elecciones en Italia, la extrema derecha se perfila como la gran ganadora de los comicios del domingo.

Por

Victoria Contreras del Olmo

Política Hoy I Internacionales

Italia se prepara para celebrar las elecciones el próximo domingo en un contexto marcado por el ascenso de la ultraderecha en el país. De acuerdo con múltiples sondeos, Giorgia Meloni, líder del partido Hermanos de Italia, se ubica como la gran ganadora de la jornada.

 

Según las encuestas, la extrema derecha se prepara para hacerse con el control del país tras las elecciones legislativas del 25 de septiembre. La coalición que llegaría al Palacio Chigi, suma a Forza Italia (Fuerza Italia), el pequeño partido de Silvio Berlusconi, la Lega (Liga) de Matteo Salvini y, sobre todo, Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia), heredera del movimiento neofascista MSI de Giorgia Meloni, el cual lleva la ventaja. Por esta razón, por delante de sus aliados, es la política quien podría asumir como Primera Ministra, convirtiéndose así en la primera mujer en la historia de Italia en ocupar este cargo.

 

Fracaso de la izquierda

Por otra parte, diversos especialistas ahondan en las razones que están conduciendo, inevitablemente, al declive de la izquierda italiana. A simple vista, uno de los factores más importantes es su división interna. La ruptura de la alianza entre el PD y el Movimiento 5 Estrellas, del exprimer ministro Giuseppe Conte, poco antes de comenzar la campaña le jugó una maña pasada a estos partidos.

 

Como indican las encuestas, la división entre los espacios arruina las posibilidades de ambos partidos en el tercio de los escaños parlamentarios asignados por el sistema de mayoría simple. Por lo tanto, incluso si la campaña enérgica de 5 Estrellas atendiendo a la pobreza y sueldos le permitió salir de la crisis en la que se encontraba, difícilmente podrá hacer frente a una derecha unificada y fortalecida.

 

Desconcierto de la Unión Europea

La realidad es que más allá de la preocupación que despierta en sectores dentro del país, el verdadero problema lo ven los miembros de la Unión Europeo. Meloni, partidaria de una línea soberanista y ultraconservadora, genera desconcierto entre los Veintisiete, quienes ven en la líder una muestra cercana a Viktor Orban, presidente de Hungría. Después de todo, a pesar de tener un discurso más moderado que Salvini, su postura “euroescéptica” resalta en reiteradas ocasiones.

 

De esta manera, como sucedió en las elecciones de Francia de este año, la UE mira con desconcierto el ascenso de la extrema derecha en el país. Claramente, a pesar de que algunos no lleguen a la casa de gobierno, el crecimiento exponencial de estas figuras expresa el cuestionamiento de grandes sectores respecto al proceso de integración de la región.