Internacionales|18 de junio de 2022

Reino Unido aprobó la extradición de Julian Assange a EEUU

La ministra del Interior británica firmó el decreto y ahora el fundador de WikiLeaks podría llegar a ser juzgado por espionaje y pirtería informática en Washington.

Por

Marco Palazzo

Reino Unido aprobó este viernes la extradición de Julian Assange a Estados Unidos, en pos de juzgar al fundador de WikiLeaks por difundir documentos confidenciales de Washington.

 

La ministra de Interior británica, Priti Patel, firmó el decreto de extraditar a Assange y su portavoz explicó:  “Los tribunales británicos no concluyeron que sería opresivo, injusto o un abuso procesal extraditar al señor Assange, y que tampoco concluyeron que la extradición fuera incompatible con sus derechos, incluyendo el derecho a tener un juicio justo”.

 

No obstante, la defensa de Assange tiene dos semanas para apelar el pedido de extradición con argumentos centrados en el derecho a la libertad de expresión. Sus abogados aseguraron que no debió ser imputado ya que se contradice con la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU que garantiza, justamente, la libertad de prensa.

 

Estados Unidos acusa al periodista australiano por “espionaje y piratería informática”, tras las publicaciones que lideró Assange sobre documentos “secretos” o confidenciales de gobiernos yankees. Estos archivos, divulgados en 2010 por WikiLeaks, tienen que ver con cuestiones diplomáticas y militares que tuvo EEUU respecto a Cuba, y las guerras de  Irak (2003) y Afganistán (2001).  

 

Una de las publicaciones más polémicas fue el video de un ataque estadounidense en 2007, en el que un helicóptero disparó a civiles iraquíes y mató a dos periodistas de la agencia Reuters.

 

Por su parte, la ONG mediática WikiLeaks, que desveló cientos de informes y documentos “no éticos” de distintos gobiernos, repudió la medida presentada por Reino Unido. “La ministra británica del Interior aprobó la extradición del editor de WikiLeaks Julian Assange a Estados Unidos, en donde corre el riesgo de ser condenado a una pena de 175 años de cárcel. Un día oscuro para la libertad de prensa y la democracia británica”, describió vía Twitter.

 

A su vez, la esposa de Assange alertó la posibilidad de que el editor de WikiLeaks se suicide si lo llegaran a extraditar.“Julian quiere vivir, con la posibilidad de libertad, la posibilidad de estar con sus hijos y conmigo. El hecho es que si lo extraditan a Estados Unidos, las condiciones en las que estará serán tan opresivas que lo impulsarán a quitarse la vida”, señaló a la prensa británica.