Internacionales|21 de junio de 2022

Rusia amenazó a Lituania y podría ser el primer punto de contacto con la OTAN desde el inicio de la guerra

El Kremlin repudió el bloqueo lituano sobre el transporte ferroviario en el que importaban bienes rusos a la ciudad portuaria de Kaliningrado. 

Por

Marco Palazzo

Rusia amenazó por primera vez a Lituania desde el inicio de la guerra con Ucrania por bloquear el transporte ferroviario de las importaciones a la ciudad rusa de Kaliningrado.

 

Entre los principales componentes “prohibidos” del cargamento que se restringió se encuentran el carbón, los metales y materiales de construcción, porque podrían ser útiles en la guerra con Ucrania. El gobernador de Kaliningrado especuló que los bienes obstruidos representan entre un 40 y 50% del total de las importaciones.

 

Rusia trató a la medida lituana como “ilegal, provocadora y abiertamente hostil”. También solicitó una “inmediata cancelación de las restricciones” para que vuelvan a poner en marcha el transporte ferroviario.

 

Lituania, como país miembro de la Unión Europea(UE), se unió a este boicot contra el gobierno de Vladimir Putin como consecuencia de la invasión sobre Ucrania. Por su parte, el ministro de Exteriores lituano, Gabrielius Landsbergis, explicó: “Esto no es Lituania haciendo nada. Son las sanciones europeas que empezaron a aplicarse desde el 17 de junio. Esto se hizo en consulta con la Comisión Europea y bajo las directivas de la Comisión Europea”.

 

La portavoz del ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, definió como “inadmisible” la iniciativa de Lituania, y advirtió que “habrán graves consecuencias”.

 

En la misma línea, el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, amenazó que “las consecuencias tendrán un grave impacto negativo” sobre la población de Lituania.“Sin duda, Rusia reaccionará ante semejantes acciones hostiles. Las medidas correspondientes se estudian en formato interinstitucional y serán aprobadas próximamente.”, indicó en su visita a Kaliningrado: .

 

Kaliningrado: la ciudad estratégica rusa sobre el báltico

Luego de despojar a Alemania en la posguerra, Rusia anexó este enclave en 1945 que comprende una zona sumamente estratégica para ejercer dominio sobre el Mar Báltico.

 

Lo importante de Kaliningrado es que limita con dos países que integran tanto la UE como la OTAN: Polonia y Lituania. En caso de que las tropas rusas ataquen a alguno de estos países, será el primer punto de fricción entre Rusia y la Alianza Atlántica que, hasta el momento, solo se había involucrado en la guerra enviando armamento a Ucrania.