Internacionales|10 de mayo de 2022

Rusia celebró el Día de la Victoria de la URSS sobre Alemania y exhibió su arsenal nuclear

El presidente Putin criticó durante el desfile militar a la OTAN por la ofensiva sobre los grupos separatistas prorrusos en el Donbás, y calificó nuevamente a los ucranianos de nazis.

Por Marco Palazzo

Rusia conmemoró hoy desde la Plaza Roja(Moscú) el 77° aniversario del Día de la Victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi durante el fin de la II Guerra Mundial. 

 

La celebración contó con el tradicional desfile del Ejército ruso en el que expuso su numeroso arsenal de armas nucleares junto a la impotente marcha de los soldados a la espera de combatir en Ucrania.

 

El acto prosiguió con el esperado discurso del presidente ruso, Vladimir Putin, que destacó la campaña militar soviética que venció al régimen alemán liderado por el canciller Adolf Hitler. “La defensa de la patria siempre fue sagrada. Con tales sentimientos de genuino patriotismo, los milicianos que levantaron por la Patria, pasaron al ataque en el campo de Borodino, lucharon contra el enemigo cerca de Moscú y Leningrado, Kiev y Minsk, Stalingrado y Kursk, Sebastopol y Járkov. Ahora, en nuestros días, ustedes combaten por nuestra gente en el Donbás, por la seguridad de nuestra Madre Patria: Rusia, declaró dirigiéndose a los grupos separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

 

“Nuestras tropas y las milicias de Donetsk y Lugansk luchan por su patria, por su futuro para que nadie olvide las lecciones de la II Guerra Mundial, para que no haya sitio para los nazis, apuntó en referencia a los manifestantes extremistas del Euromaidán, quienes exigían la incorporación de Ucrania a la Unión Europea(UE).

 

También criticó duramente los “hostiles avances” y el despliegue de infraestructuras militares de la OTAN sobre la región del Donbás.  “El peligro iba creciendo cada día. Rusia realizó una respuesta preventiva a la agresión. Fue una medida necesaria y la única posible en esta situación. Fue una decisión de un país soberano, fuerte e independiente, aseguró.

 

Por otro lado, el mandatario ruso prometió hacer “todo lo posible para que el horror de una guerra global no se repita”. “En Occidente han decidido cancelar los valores milenarios. Esta degradación moral es la base para la cínica falsificación de la historia de la Segunda Guerra Mundial, incitando a la rusofobia, aplaudiendo a traidores y burlándose de la memoria de las víctimas”, resaltó.

 

En el desfile participaron 11.000 soldados, 130 equipos militares y sobrevolaron sobre la Plaza Roja cerca de 80 cuadrillas aéreas, entre cazas y helicópteros de guerra.

 

La iconografía tuvo siempre un papel fundamental en los actos del Día de la Victoria como la fecha más destacada en Rusia. Desplegaron banderas de la época soviética, insignias de la letra “Z” en los tanques y expusieron diferentes íconos socialistas en los principales edificios.

 

Zelensky felicitó a los ucranianos por el Día de la Victoria y criticó a Rusia

El presidente de Ucrania conmemoró también la derrota del Nazismo y les recordó a sus seguidores la importante lucha que tuvo su país frente a la invasión alemana y el exterminio de miles de judíos en Sebastopol, entre las principales ciudades.

 

“Esta no es una guerra de dos ejércitos. Esta es una guerra de dos visiones del mundo. Eso les molesta. No les resulta familiar. Les asusta. Su esencia es que somos personas libres que tienen su propio camino. Hoy celebramos el Día de la Victoria sobre el nazismo. Y no le daremos a nadie ni un solo pedazo de nuestra historia. Estamos orgullosos de nuestros antepasados que derrotaron al nazismo”, subrayó.

 

Agresión al embajador ruso en Polonia

En la misma línea, los ucranianos exiliados por la guerra agredieron tirándole pintura roja al embajador ruso en Polonia, Sergei Andreev, en representación de la sangre derramada por la guerra. El diplomático sufrió el insólito episodio en un cementerio de Varsovia donde se realizó una ceremonia dedicada a los soldados soviéticos que murieron en los combates con los nazis. “Los admiradores del neonazismo han vuelto a demostrar sus rostros”, señaló la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.