Internacionales|15 de mayo de 2023

Turquía: Erdogan a un paso de perpetuarse en el poder

Las elecciones se vieron marcadas por la guerra en el Mar Negro, la pospandemia y el terremoto que azotó el este de Turquía a inicios de año los comicios, los electores optaron por el hombre fuerte de la política turca.

Por

Ezequiel Potap

Instituto IDEAS

Con más del 99% de los votos escrutados la victoria del actual premier turco, Recep Tayyip Erdogan, es un hecho aunque no se aleja mucho del segundo, Kilicdaroglu, habiendo sacado el 49,50% y 44,89% al momento de la fecha.

 

Este factor es clave, puesto que el régimen de Erdogan se caracteriza por un autoritarismo fuerte y las expectativas en torno a su acomodamiento a esta nueva realidad parlamentaria a la que se afronta son variadas.

 

Históricamente el partido del presidente turco ha mantenido una mayoría en conjunto con aliados secundarios que le ha conferido una gobernabilidad aceptable, sin embargo las presiones democráticas son mayores, pero la idea de que Erdogan dé el brazo a torcer a las mismas es incierta. Estambul y Ankara son dos distritos clave por su peso parlamentario y en los cuales el principal partido opositor lidera.

 

La distribución de votos en los distritos electorales fue clave y mostró una tendencia bipolar entre el AKP oficialista y el fortalecido CHP kemalista. El impacto del terremoto, fue crucial puesto que implicó una debilitación total del oficialismo.

 

El mismo tuvo una rendimiento en torno al 30% de los votos en la mayoría de las provincias del este, llegando a pisos del 21,44% y 24,65% en Sirnak y Hakkari.

 

La ansiada victoria de Kilicdaroglu, quien prometió impulsar políticas económicas ortodoxas, se vio frustrada y el mercado lo hizo notar. La lira turca y las acciones cayeron, estas últimas hasta un 9%.

 

Entre los temas de la agenda, la respuestas a las contingencias geopolíticas de la región, las políticas a tomar en una economía post pandemia debilitada y dañada aún más por el terremoto fueron decisores cruciales de la necesidad de nuevas ideas y un cambio en Turquía por parte de los mercados.