Internacionales|21 de septiembre de 2022

“Yo no voy a morir por Putin”: 1.000 detenidos en protestas en Rusia

Luego del anuncio de la movilización de 300 mil reservistas para la guerra en Ucrania, estallaron violentas protestas en las principales ciudades de Rusia.

Por

Victoria Contreras del Olmo

Política Hoy I Internacionales

El día de ayer se dio a conocer la decisión del gobierno de una “movilización parcial” de 300.000 reservistas para luchar en la guerra de Ucrania. En este contexto, la medida tuvo un doble efecto, por un lado, se intensificó el éxodo ruso y, por otro, estallaron fuertes protestas en todo el país.

 

Yo no voy a morir por Putin

En Moscú los manifestantes tomaron la calle Arbat, la principal zona comercial del centro de la ciudad, con el objetivo de marchar hasta el Ministerio de Relaciones Exteriores. Asimismo, las personas tomaron las calles de San Petersburgo y, poco a poco, las protestas empezaron a difundirse por todo el país.

 

Bajo el grito de “Yo no voy a morir por Putin”, miles de rusos reprochan la medida del mandatario, a quien acusan de querer controlar a base de presión y amenazas. Como informó la fiscalía de Moscú, se castigará con 15 años de prisión a los ciudadanos que desafíen la movilización del mandatario. Incluso, en un comunicado citado por la agencia Interfax, la oficina del fiscal advirtió que la participación en las manifestaciones o la mera difusión de las convocatorias podría ser constitutivo de delito, después de que se hayan publicado en Internet los primeros llamamientos.

 

“Internet, incluidas las redes sociales, contiene información que llama a la participación en manifestaciones públicas en Moscú y la comisión de otros actos ilegales”, dijo la fiscalía. “La distribución de tales contenidos, la participación en actividades ilícitas de los internautas, incluidos menores de edad, es punible, así como la participación en tales acciones”, agregó, citando varias leyes, tanto administrativas y penales, aprobadas en los últimos años y “para los cuales se prevé un castigo, incluso en forma de prisión de hasta 15 años”.

 

De esta manera, las manifestación se convirtieron en las más importantes desde el estallido del conflicto con Ucrania el pasado 24 de febrero. Las mismas se extendieron a otros países, con protestas frente a las embajadas del Kremlin en países como Polonia.

 

Si bien no existe ningún número oficial de la cantidad de detenciones en el país, la ONG OVD-Info afirmó que se produjeron 1.251. Además, la organización reportó que desde el inicio de la campaña militar rusa en Ucrania ha habido 16.437 detenciones en protestas por la invasión rusa.