Internacionales|30 de junio de 2022

La Corte Suprema de EEUU autorizó terminar con la política de asilo de Trump

Con un voto 5 a 4, el tribunal supremo estadounidense autorizó a Joe Biden a poner fin al programa iniciado durante la administración de Trump.

Por

Marcos Serú

La Corte Suprema de Estados Unidos dio luz verde esta mañana al gobierno de Joe Biden para poner fin a la política "Remain in Mexico" (Permanecer en México) iniciada en la era de Donald Trump, que envía a ciertos ciudadanos no mexicanos que entraron a EE.UU. devuelta a México mientras sus procedimientos de inmigración se desarrollen. 

 

La decisión se produce en medio un número récord de extranjeros ilegales que atraviesa la frontera con México, abrumando la capacidad de la Aduana de EE. UU. y Protección de Fronteras para procesarlos.

 

Según el Tribunal, la decisión de anular el programa no violó la ley de detención de inmigrantes de 1996, y agregó que los tribunales inferiores deberán analizar si la administración de Biden incumplió el derecho administrativo con el memorando que presentó en octubre para rescindir el programa. 

 

La opinión 5-4 del caso Biden vs. Texas fue escrita por el presidente del órgano John Roberts. A su opinión se unieron los jueces progresistas Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, y el conservador Brett Kavanaugh. Los jueces Samuel Alito y Amy Coney Barrett presentaron opiniones disidentes por separado.

 

Al asumir como presidente, Biden cortó las inscripciones para el programa, parte de los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP) creados por el Congreso cuando Bill Clinton era presidente. La administración de Trump había anunciado en 2018 que haría cumplir el programa en un esfuerzo para tomar medidas duras contra la práctica conocida como "catch and release". 

 

Durante la administración de Biden, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) emitió un memorando que establece que, a partir del 21 de enero de 2021, “suspenderá las nuevas inscripciones en el [MPP] en ​​espera de una revisión adicional del programa. Los extranjeros que aún no están inscritos en el MPP deben ser procesados ​​bajo otras autoridades legales existentes”.

 

Días después, Biden firmó tres nuevos decretos que deshacen las políticas de inmigración de la era Trump. En uno de ellos, el Presidente “ordena una revisión completa de las políticas de inmigración dañinas y contraproducentes de la administración anterior, básicamente en todos los ámbitos”.

 

Pero en agosto de 2021, el juez federal de distrito Matthew Kacsmaryk, con sede en Texas, ordenó al gobierno que hiciera cumplir la política del MPP hasta que "se rescindiera legalmente". El gobierno de Biden no justificó adecuadamente el fin de la política y no cumplió con una ley de 1996 que exige la detención de ciertos inmigrantes, sostuvo el juez.