Internas|12 de mayo de 2022

El odio de Cristina Kirchner a Martín Guzmán y sus razones

¿Qué hay realmente detrás de la constante arremetida del kirchnerismo contra el ministro de Economía, Martín Guzmán para que este desista de su cargo?

Por Matías Logarzo

Analista Político

La imagen de la foto que dice mucho más que mil palabras

 

Según podemos definir el “ODIO” es la aversión o antipatía hacia alguna cosa o persona. 
El odio también es sinónimo de un resentimiento mezclado con rencor, esta es la definición que mejor encajaría con lo que realmente siente Cristina por Martín Guzmán, no creo que lo odie, simplemente le tiene rencor y quizás, un poco de envidia por sus pergaminos internacionales.

 

El rencor de Cristina Kirchner hacia Martín Guzmán comenzó desde el inicio del gobierno de Alberto Fernández y, según entendemos, tiene mas que ver con un resentimiento de Cristina Kirchner para con Martín Guzmán por los pergaminos que éste tiene y sus vínculos internacionales, de los cuales Cistina carece. Guzmán es un tipo de mundo, Cristina no. Guzmán es reconocido por los mejores economistas de Nueva York, Cristina no. Guzmán es apadrinado por el premio nobel en ciencias económicas, Joseph Stiglitz, Cristina no. Y por sobre todas las cosas, porque Guzmán es un joven de apenas 39 años y Cristina está jugándose los últimos cartuchos de su carrera política. Esto se potencia cuando Martín Guzmán se niega a ser el títere de los caprichos de Cristina en lo que respecta al manejo de la economía.

 

El reemplazo que quiere imponer Cristina Kirchner por Guzmán no sería otro que Emanuel Álvarez Agis, sí, el mismo que hizo apología de la droga en un programa de televisión diciendo textualmente (sic) “La deuda es como la falopa, al principio es rica, pero después te mata”. Inadmisible.
Para pegarle a la toma de deuda de Macri, Álvarez Agis utilizó esta nefasta frase que no solo hace apología de la droga, sino que lo dejó muy mal parado.

 

Contrariando su discurso, Cristina Kirchner se muere por tener el manejo de la economía argentina en sus manos pero que la cara la ponga Alberto, quiere el manejo de la economía de la economía desde las sombras, acostumbrada a una centralidad que hoy no tiene por no ser la titular del poder ejecutivo de la nación.

 

Por eso, los embates y las operaciones, debido a su potencial carácter megalómano (trastorno de la personalidad caracterizado porque la persona tiene ideas de grandeza), de manera que puede mentir, manipular, o exagerar algunas situaciones con el fin de lograr sus objetivos, básicamente lo que vimos en el discurso que dio en la Universidad del Chaco.

 

Cristina va por el manejo de la economía y hará todo lo posible por conseguirla.