Opinión|01 de mayo de 2022

Cristina utilizaría el dato de inflación de abril para tomar el Ministerio de Economía

La ofensiva final contra Guzmán se daría luego de que el INDEC informe el IPC de abril, que parece ser más alto de lo que se suponía. Alberto quiere sostener a su ministro.

Por Tomás Carlino

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, declaró frente a una pregunta de los medios que “la inflación de abril va a ser un poco menor (en relación a la de marzo)”. El diablo está en los detalles, y el problema radica en que tan menor va a ser la inflación en comparación a marzo, cuando fue de 6.7%, la inflación mensual más alta en 20 años.

 

Cristina Fernández tiene su bastión político en la Provincia de Buenos Aires, y más específicamente en el conurbano, donde hay más de 5 millones de habitantes de clase baja, a quienes más les afecta la inflación

 

Por eso el dato de inflación de marzo fue demoledor para el Ministro de Economía. Luego de que este se diera a conocer, el 13 de abril, las críticas hacia el ministro provenientes del sector de la vicepresidenta crecieron en cantidad y también en gravedad, la última proviniendo de Andrés Larroque, uno de los funcionarios fieles a Cristina: “No puede pasar que el jefe de la coalición sea el ministro de Economía. Es bastante extraño. La coalición no puede ser rehén de alguien que, objetivamente, no tiene representatividad”.

 

Los indicadores de inflación de alta frecuencia, que miden la inflación semana a semana, indican que los precios están lejos de desacelerarse como esperaba el gobierno. Durante el mes de abril se registran incrementos superiores al 5,5% y algunas consultoras hablan de mínimos del 6%. Marco Lavagna, director del INDEC, le habría comunicado a Juan Manzur en una reunión institucional en relación al censo, que el dato de inflación de abril va a ser superior a la barrera psicológica del 6%.

 

Esta es sin dudas una noticia que dinamitaría la posición de Martin Guzmán en el gabinete. El kirchnerismo busca echarle todas las culpas de la dinámica inflacionaria al ministro, luego de que el INDEC dé a conocer el dato de abril, el 12 de mayo. Quieren la cabeza de Guzmán, y también posicionar a una figura propia en el ministerio. 

 

El gran interrogante aquí es que va a hacer Alberto Fernández de cara a todo esto. La última vez que se puso en duda la continuidad de Martin Guzmán en el ministerio, hace unas dos semanas, Alberto decidió respaldarlo y postergar cualquier cambio en el gabinete. Pero dos meses seguidos con una inflación superior al 6% es abrumador hasta para la posición del Presidente. Mientras tanto, el resto del país aguarda.