La (pobre) estrategia de transporte de la Ciudad

Solo se construyeron 11 kilómetros de subte en 14 años de gobierno del PRO. Pero está prevista una obra de 1.200 millones de pesos para una ciclovía en avenida Libertador.

Por Eugenio Casielles

Legislador porteño por Consenso Federal. Presidente de Instituto Ideas.

En el año 2007 Mauricio Macri prometió, frente a las cámaras de televisión, 44 kilómetros de subte en 3 años. Son casi 15 kilómetros por año. Adivinen cuantos se construyeron en los ya más de 14 años de gobierno del PRO en la Ciudad: 11 kilómetros.

 

El anuncio de la construcción de una ciclovía a lo largo de toda la avenida Libertador, hecho por el secretario de transporte de la Ciudad, es un ejemplo más de lo que viene siendo una falta de planificación, lectura de las problemáticas y una mala utilización de recursos por parte del Gobierno de la Ciudad. Los últimos anuncios de la Ciudad en materia de transporte se redujeron a murales pintados, construcción de bicisendas y ciclovías, y bicicleteros en las estaciones de subte. Además, no hay que olvidarse que mientras se reactivaban las actividades económicas en la Ciudad y la gente necesitaba viajar para trabajar, las estaciones de subte siguieron estando cerradas y la frecuencia se mantuvo al mínimo, generando más aglomeración de gente en cada estación y vagón.

 

“Tenemos un plan que aprobamos en el 99 y 2001 de todos los subtes que había que hacer y construimos subtes a 1,6 km por año. ¿Somos idiotas que no podemos construir 15 km por año?” decía, literalmente, Macri en 2007 frente a Jorge Telerman y Daniel Filmus. Estamos terminando el año 2021, en los últimos 14 años se construyeron 11 km de subtes y en el presupuesto para el año 2022 no hay ni una sola obra de extensión de la red programada. Sistemáticamente se incumple la promesa de mejorar la red de subtes para que el porteño pueda viajar rápido, cómodo y seguro. En la Ciudad de Buenos Aires el subte es una opción para pocos, cuando en las ciudades avanzadas del mundo es indiscutiblemente la mejor opción para trasladarse. En Londres la red de metro cuenta con 408 km de líneas activas y Nueva York 1032 km. Y para compararnos con la región latinoamericana, en Santiago de Chile la red tiene una extensión de 140 km, y la de Ciudad de México 226 km. La de la Ciudad de Buenos Aires tiene 56 km.

 

Como contracara de esto, tenemos una obra prevista de 1.200 millones de pesos destinados a construir una ciclovía en avenida Libertador que va a estrechar la avenida en varios carriles. No sólo eso, sino que en gran parte de la avenida ya existe una bicisenda que es utilizada regularmente por ciclistas. Nuestra Ciudad ya es intransitable, recibe casi 4 millones de personas por día y la estrategia busca dificultar aún más el acceso. El problema son los autos que ingresan a la Ciudad, no el uso de autos de los porteños. Lamentablemente el eje está completamente corrido y la promesa de un medio de transporte cómodo y efectivo sigue estando allá lejos.

 

Ya son más de 10 años desde la sanción de la ley 670 que preveía la construcción de tres líneas nuevas y desde el GCBA ya fue anunciado públicamente que en los próximos dos años no habrá expansión de la red. Todo esto constituye una deuda pendiente desde el año 2007, y la respuesta sigue sin aparecer. Con esto termina de quedar claro que el transporte no es una prioridad para el Gobierno de la Ciudad. Se acabó la farsa.

 

 

Eugenio Casielles es legislador de la ciudad de Buenos Aires por Consenso Federal.